Tras poner fin a la emisión de Rocío, contar la verdad para seguir viva, Rocío Carrasco ha reaparecido este lunes 5 de julio con una noticia que no va a dejar indiferente a nadie. La hija de Rocío Jurado ha fichado por sorpresa por Sálvame, en donde se estrenará el próximo miércoles con un puesto que todavía sigue siendo sorpresa.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco, a Paz Padilla: "Tenemos una conversación pendiente"

Rocío Carrasco, a Paz Padilla: "Tenemos una conversación pendiente"

Muy ilusionada con esta oportunidad, Rocío Carrasco no tiene miedo a nada, tampoco a que su vuelta pueda suponer que se encuentre por los pasillos de Mediaset con personas que se han mostrado muy críticas con ella. Además de dejar claro qué pasaría si se cruzara con Olga Morena tras la vuelta de esta de Supervivientes, la madre de Rocío Flores también ha contado qué haría si la que viera fuera Ana Rosa Quintana.

Rocío Carrasco
Mediaset

Ante la pregunta que qué le diría a la presentadora de El programa de Ana Rosa si se la encontrara por los pasillos de Mediaset, Rocío Carrasco no ha podido ser más clara:“Buenos días”. Así, sin más, ante todo la hija de Rocío Jurado sería educada y saludaría a Ana Rosa pese a lo crítica que ha sido la presentadora con ella en ocasiones.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco aclara en 'Sálvame' los rumores: "Deseo que se deje de especular si estoy embarazada"

Rocío Carrasco aclara en 'Sálvame' los rumores: "Deseo que se deje de especular si estoy embarazada"

Desde que Rocío Flores fichara por El programa de Ana Rosa para comentar Supervivientes, la presentadora del espacio se ha mostrado muy pendiente en todo momento de la joven, a quien le ha dicho las cosas claras pero también ha defendido. Además, en el espacio de Telecinco también han participado personas como Alessandro Lequio, que se ha mostrado muy duro con Rocío Carrasco, cuyo relato a criticado en más de una ocasión en directo. Eso sí, al igual que en el caso de la periodista, la hija de Rocío Flores también lo saludaría si coinciden en los pasillos con un “Buenos días”.