Tras años de silencio, Rocío Carrasco está contestando a todo lo que de ella se ha dicho a lo largo de más de dos décadas. Amador Mohedano ha sido uno de los que más le han atacado y por eso la hija de Rocío Jurado no duda en hablar públicamente del tipo de persona que es su tío. Nada más comenzar el programa de 'En el nombre de Rocío' para visionar el episodio 13 dedicado al Museo Rocío Jurado se ha escuchado un audio de Amador diciendo que su sobrina "lo que quiere es vivir del Museo Rocío Jurado" y además aseguraba que su apertura estaba siendo todo un fracaso.

Artículo recomendado

La desesperada petición de Rocío Jurado al guardaespaldas de su hija Rocío Carrasco

La desesperada petición de Rocío Jurado al guardaespaldas de su hija Rocío Carrasco

"Dice Amador que el museo va a pique. Pues aquí tenemos los datos. En total más de 27.000 asistentes en cuatro meses y ya hay cientos de reservas de grupos de aquí a final de año. Yo creo que eso no tiene pinta de irse a pique", decía Jorge Javier Vázquez y rebatiendo las palabras de Mohedano con datos. Era entonces cuando Rocío Carrasco tomaba la palabra.

"No, es que Amador es representante y vidente. Yo tengo un convenio firmado con el ayuntamiento por 150.000 euros los cinco años de convenio, no cada año, sino en total. Porque es lo que he dicho siempre que al final Amador es un frutado, pero yo no tengo la culpa de que él no haya servido más allá que para poder acompañar a su hermana", ha confesado la hija de la tonadillera. Para concluir con un sincero "él dice que yo quiero vivir del museo porque él si tenía esa visión de vida y esa visión de futuro, y Gloria también. Él sí pensaba vivir del museo". Una teoría que también apoyan los colaboradores que se encontraban en plató, Kiko Hernández, María Patiño, Paloma García Pelayo y Pilar Vidal.