De ser casi desconocidos a ocupar páginas y minutos de televisión. El torero Juan Ortega dejaba plantada a su novia, la doctora Carmen Otte Alba, en el altar. A pocos minutos de celebrarse la boda, el diestro se lo pensaba mejor y optaba por cancelarla. Al parecer, Ortega realizó una importante llamada al cura que iba a oficiar la ceremonia y le expresó sus dudas. Acto seguido hizo que se le comunicase a su pareja y a sus padres. Los 500 invitados esperaban ya a las puertas de la iglesia sin saber que no iba a tener lugar boda alguna. Pero, ¿cómo ha terminado todo así? ¿Por qué decidió cancelar la boda? Y sobre todo, ¿era conocedora su novia del secreto que hacía tiempo que guardaba?

Desde que saltase la noticia, todas las miradas han estado puestas en los novios. La pareja tomaba caminos por separado y se resguardaba en los suyos. Ortega se marchaba de Sevilla mientras la cardióloga encontraba el consuelo y el cariño de sus amigas más íntimas. Al parecer, una fuerte discusión entre el torero y su futuro suegro fue el detonante que hizo que las dudas ya presentes de Juan Ortega se materializasen. Pese a que el entorno afirma que el amor entre ambos es más que evidente, podrían haber sido las presiones externas lo que habría hecho que el torero decidiese no casarse a última hora.

El secreto de Juan Ortega antes de su boda

Según han publicado diversos medios como 'ABC' o 'El Confidencial', las dudas de Juan Ortega sobre su matrimonio no eran nuevas. El diestro es cierto que no había dejado muestras, al menos en público, acerca de sus intenciones. La pareja celebraba su preboda con total normalidad y los invitados acudían a la iglesia el día del enlace sin sospechar nada. No obstante, no habría sido la primera vez en la que había expresado su poca seguridad en la boda. “Hace un año empiezan los primeros desencuentros entre la familia política de Juan porque consideran que está tardando mucho en pedir matrimonio a esta chica, el punto de inflexión más importante es hace un mes, a principios de noviembre”, aseguraba Leticia Requejo en 'TardeAR'.

La tensión que los padres de la novia habrían puesto sobre el torero habría supuesto la gota final de la celebración. “A principios de noviembre y tras esta discusión con su suegro Juan comienza a tener dudas reales de si se tiene que casar con Carmen Otte”, continuaba la colaboradora. Según este relato, las dudas sobre si la boda iba a celebrarse ya estaban instaladas en la pareja. El torero comenzaba a sentir que no era el camino adecuada un mes antes de que llegase el día. Con todo, sí, continúo con los planes llegando incluso a minutos antes de verse en el altar.

El dolor por lo ocurrido es innegable. Según se ha relatado, la novia se encontraba en la peluquería ultimando los detalles cuando recibió la peor llamada de su vida. La boda no iba a celebrarse y el novio se daba a la fuga. Era el padre de la novia quien se armaba de valor para comunicarlo a los invitados, ayudado por las amigas de la doctora. Ortega, según explicaban este pasado martes, ya habría corrido con los gastos ocasionados por el evento que, finalmente, no tuvo lugar. ¿Hay posibilidades de volver a retomar lo suyo después de este terrible desenlace?

Artículo recomendado

El torero Juan Ortega y su novia Carmen Otte tomaron dos decisiones opuestas tras cancelar la boda

Juan Ortega

Los planes inmediatos de Juan Ortega y su novia Carmen Otte

Horas después de que se produjese la cancelación de la boda, saltaba la noticia de que el círculo más cercano de Carmen Otte Alba le había recomendado aprovechar los días que iba a tener libres para irse de viaje. Poner tierra de por medio, desconectar y asumir lo ocurrido. Unos planes que, parece ser, no se han puesto en marcha. Según las últimas informaciones hasta la fecha, la novia del torero Juan Ortega continuaría en la tranquilidad de su casa, arropada por los suyos y tratando de digerirlo todo. No está siendo, lógicamente, nada fácil.

Artículo recomendado

El derecho de Carmen Otte tras ser plantada en el altar y la tajante respuesta del torero Juan Ortega

Juan Ortega

Juan Ortega, por su parte y según explicaba la periodista Beatriz Cortázar, se encuentra en casa de sus padres. Aunque en un primer momento se rumoreó que podría haberse marchado a alguna finca de algún amigo cercano, parece ser que el diestro ha elegido el hogar familiar para recuperarse de todo lo ocurrido. Ortega decidía cancelar la boda cuando quedaban minutos para que se celebrarse el enlace. Los invitados estaban ya en la iglesia y su futura mujer ultimaba los detalles de su peinado y vestido para dar el 'sí, quiero'.

¿Hay posibilidad de reconciliación entre Juan Ortega y Carmen Otte?

“No daría por finalizada esa relación”, asegura la periodista Pilar Vidal. “Son 10 años. Ella está muy enamorada y el también. Quizá ahora no, pero más adelante yo creo qeu sí que se darían una segunda oportunidad”. Si algo ha destacado el entorno de la pareja es el amor que se profesan. Ahora mismo cuesta comprenderlo después de que el torero decidiese no seguir adelante con su boda pero no son pocas las voces que sí apuntan a una reconciliación en el futuro. Por lo que se ha publicado en estas últimas hora, Carmen Otte se encontraría tratando de asimilar lo ocurrido.

El golpe ha sido enorme para todos. Otte querría intentar que baje la atención mediática para poder seguir con su vida. Es de suponer que será entonces cuando la pareja se comunicará después de la cancelación inesperada. Ortega habría ya corrido con todos los gastos que esto había ocasionado. Reunir a 500 invitados no es algo que salga económico pero el torero ha querido resolver la situación cuanto antes.

Sigue nuestro canal de Whatsapp para estar al día de la última hora de los famosos