Francisco Rivera ha formado una familia junto a Lourdes Montes, desde que contrajeron matrimonio en julio del año 2014. Ambos son padres de dos hijos, Carmen y Curro pero de vez en cuando hay recuerdos del pasado que le vienen a la mente. El torero, que colabora en 'Espejo Público' desde hace aproximadamente tres años, no ha dudado en contar detalles de su vida privada y mandarle una pullita a la que fuera su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo y madre de su hija mayor, Cayetana.

"No conozco un divorcio amistoso. Es una situación muy violenta. La sentencia de mi primer matrimonio con Eugenia fue un horror. Me maltrataron absolutamente. Fue un abuso, una barbaridad... Todo eso de la igualdad en las separaciones es mentira. Al hombre lo machacan", ha empezado explicando.

Artículo relacionado

A pesar de haber estado casados durante cuatro años y una hija en común, parece que entre ellos las cosas se habían calmado y se estaban comportando como un exmatrimonio muy bien avenido. Su último encuentro por el 70 cumpleaños de María Jiménez, despejaba las dudas sobre una posible mala relación... Pero el hermano de Cayetano Rivera ha vuelto al 'ruedo' y no ha dudado en revelar detalles de lo más íntimos.

"Me machacaron a nivel económico y luego en el tema de las visitas. Cuando unos padres se separan, la custodia compartida debe ser por ley, porque un padre no puede educar a un hijo un fin de semana sí, otro no. Es una aberración separar a un padre de un hijo", ha seguido lamentando.

No hay duda que Francisco bebe los vientos por Cayetana. En más de una ocasión le ha dedicado palabras preciosas en su perfil de Instagram: "Mis momentos de la vida son los que estoy contigo", le escribió junto a una fotografía en la que aparecían los dos disfrutando en la Feria de Sevilla.

Fran y Tana Rivera

No ha querido terminar sin explicar lo mal que se sintió cuando solicitó la custodia de Tana: "La sentencia decía: la menor, que representa una madurez superior a su edad, pide y expresa su deseo de vivir con su padre. El padre está perfectamente capacitado para cuidar de su hija. Pero lo dejamos como está. No fundamentó nada. La madre también es apta para cuidar de su hija, que yo nunca dije que no lo era, de hecho lo es, pero como la madre es apta, se quedó como está".