Mientras su mujer Mery Perelló sigue ingresada en un hospital mallorquín en medio del tercer trimestre de su embarazo, Rafa Nadal sufría este jueves un aparatoso accidente en medio de la pista que casi le rompe la nariz. El tenista se encontraba disputando el partido de segunda ronda del US Open contra el italiano Fabio Fognini cuando se golpeaba de manera involuntaria con su propia raqueta.

Artículo recomendado

Rafa Nadal, con gesto serio, reaparece en Nueva York mientras Mery Perelló sigue ingresada

Rafa Nadal, con gesto serio, reaparece en Nueva York mientras Mery Perelló sigue ingresada

El tenista tuvo que ser atendido en la pista por el equipo médico ya que el golpe fue tan grande que empezó a sangrar de inmediato: "Al principio pensé que me había roto la nariz, hacía mucho daño. Pero parece que no está rota, aunque no estoy seguro. Se está hinchando, pero es solo un golpe", explicaba Nadal en la rueda de prensa posterior al encuentro. Pese al corte y al fuerte golpe, el español consiguió imponerse a su contrincante y sigue adelante en el Grand Slam.

Rafa Nadal

Rafa Nadal sufre un golpe en medio de la pista

Cordon Press

Tras el partido, Rafa Nadal se puso en manos de los médicos y reaparecía unas horas después en redes sociales tranquilizando a sus seguidores. "Todo está bien", escribía junto a una imagen en la que lucía un apósito en la nariz. Además, ante la insistencia de la prensa, aprovechaba la charla para dejar claro que el estado de salud de su mujer es favorable: "Mi mujer está bien pero son situaciones difíciles de gestionar cuando uno está lejos de casa. Desde la tranquilidad y con la calma".

Será el próximo mes de octubre cuando Rafa Nadal y Mery Perelló se conviertan en padres de su primer hijo, un niño muy deseado por la pareja que llegará al mundo para poner la guinda a su larga y discreta historia de amor. El tenista no piensa hacer ningún parón, al menos hasta el próximo mes de noviembre cuando afronte. a sus 36 años. la ATP Finals en Turín: "Es mejor de lo pensábamos cuando empezamos el año. Estoy feliz, pero tengo que seguir empujando", declaraba.