Vuele a la televisión la mujer que un día hizo historia en ella. María José Galera (53 años) retoma su carrera mediática como participante de ‘Pesadilla en el paraíso 2’. Ella fue la primera expulsada de un programa de telerrealidad, ella protagonizó la primera gran historia de amor televisada 24 horas al día, ella fue, en definitiva, parte de ‘Gran Hermano 1’. Y tiene ganas de volver a conquistar la pequeña pantalla.

Artículo recomendado

María José Galera, de primera expulsada de 'GH 1' a concursante de 'Pesadilla en el Paraíso'

María José Galera, de primera expulsada de 'GH 1' a concursante de 'Pesadilla en el Paraíso'

María José Galera estaba deseosa de poder participar en un reality. Ardía en deseos. Se quedó con todas las ganas, tras haber dicho que sí a aquel intento fallidísimo que fue ‘El Contraclub’, donde debían esperar los expulsados de ‘GH 17’ y que cerró la misma noche que abrió porque su primer ocupante, Pablo; víctima de un ataque de nervios al comprobar que tenía que convivir con Maite Galdeano, se marchó de la casa. De tal manera que los directivos tuvieron que dar por finalizado el experimento, y Galera se quedó sin su vuelta a la televisión.

María José Galera, del éxito con 'GH' a la ruina

Y es que más de dos décadas dan para mucho. En todo este tiempo, María José ha podido saborear las mieles económicas, pero, también, los sinsabores de la fama. Su salto al estrellato televisivo vino seguido de una lluvia de ofertas laborales. Ganó mucho dinero. Además, su relación con Jorge Berrocal, tan intensa y de la que absolutamente todos fuimos testigos, la convirtieron en un rostro imprescindible de la tele de principios de siglo. Les vimos discutir, amigarse y volver a recriminarse absolutamente todo. Estuvieron juntos pocos meses, pero su noviazgo nutrió de sobra sus respectivas apariciones mediáticas.

gh 1

María José Galera entró en 'GH' con el objetivo de ayudar a su hija enferma

GTRES

Hizo lo que se esperaba de ella: invertir todo lo ganado en diferentes negocios. “Restaurantes, discotecas… pero no he tenido suerte”, contaría años después en ‘Sálvame Deluxe’. Ninguno de estos proyectos fueron fructíferos, de ahí que en 2013 probara suerte fuera de nuestro país. Se marchó a México y ahí trató de salir adelante montando una nueva empresa. María José Galera, junto a diferentes socios, se embarcó en el proyecto de una escuela de pádel, que tampoco fue nada de bien, pues acabó traicionada y arruinada.

María José Galera regresó a España y barajó las diferentes opciones que manejaba. Sin trabajo y sin dinero después de haber invertido todo su dinero en estos negocios, la sevillana pensó que una buena solución podría ser estudiar unas oposiciones para un puesto administrativo en el Ayuntamiento. En su última visita al ‘Deluxe’, el pasado año, esta madre luchadora aseguró que había dado un giro a su carrera profesional y que se había reconvertido en, nada menos, que guardia jurado. “Me gusta mucho proteger”, confesó entonces. Además, estaba muy satisfecha con esta nueva profesión, puesto que podía seguir formándose y aspirar a convertirse en “escolta privado”. A sus 53 años, Galera se mostraba ilusionada con esta oportunidad que le daba la vida, después de haber pasado algunos tragos de lo más amargos.

La muerte de su hija mayor, el mayor varapalo de la vida de María José Galera

En 2008, María José Galera recibía el peor mazazo de toda su vida: fallecía su hija mayor, con solo 17 años de edad. Estefanía nació con parálisis cerebral y su madre hizo absolutamente todo por ella y por sacarla adelante. Víctima de la desesperación económica, ofreció servicios para adultos en anuncios clasificados, algo que después fue usado en su contra cuando entró en ‘GH’ y saltó a la fama. Precisamente por su hija había querido participar en el primer programa de telerrealidad de la historia de nuestra televisión. Quería usar el premio para dar una mejor calidad de vida a su pequeña.

María José Galera sufría viendo a su hija mayor encadenando, desde bebé, problemas de salud. Tras su muerte, la andaluza siempre ha dicho que la siente cerca, a su lado. “Me da igual que no me crean. A mí se representa en forma de pájaro o de lluvia. La tengo siempre a mi lado. Mi hija sigue viva, sigue conmigo”, contó en el extinto ‘Dónde estás corazón’, tras hablar de su boda con Julio Jardi, del que se acabaría separando.

Regreso a la televisión con 'Pesadilla en el Paraíso'

Actualmente, ha vuelto a encontrar el amor y se ha casado de nuevo. “Es un hombre maravilloso”, dijo de él en su última visita al ‘Deluxe’, donde recibió la sorpresa de su hija Patricia, con la que vive, y quien tuvo unas preciosas palabras para ella, recordándole su enorme fuerza. Una fuerza que seguro necesitará en su nueva aventura televisiva, en la granja de ‘Pesadilla en el paraíso’.