La revolución de la última noche de expulsión sigue teniendo a la casa de 'Secret Story' al rojo vivo. No hay un instante sin que alguno de los concursantes esté hablando de Miguel Frigenti o Cristina Porta. Y lo mismo pasa con los protagonistas, que ya no pueden más con la presión. Lo que no imagina el colaborador de 'Sálvame' es que uno de su apoyos, Jesús de los Gemeliers, piensa ponerle en la palestra. “Ayer estaba flipando con la movida”, aseguraba el cantante anoche antes de confesar lo que piensa hacerle a Frigenti...

Artículo relacionado

“Esto es muy duro... El precio es muy alto”. Miguel Frigenti trata de aguantar el tipo pero la presión se le viene encima. El colaborador se ha convertido en el objetivo de casi todos sus compañeros de 'Secret Story' y él es muy consciente de eso. Frigenti se rompía por la tarde por todo lo vivido en la gala de expulsión con Jorge Javier. El colaborador confesaba que nunca había llorado tanto, al menos desde la ruptura con su última expareja. “ Después decidí que no iba a llorar más hasta que he entrado aquí”, explicaba a Cristina Porta.

Mientras tanto, era Jesús, de los Gemeliers, quien se sinceraba con Luis Rollán. “Ayer estaba flipando con la movida”, explicaba acerca de la tensión de la gala. “Pero yo le voy a dar puntos a Miguel por el mal rollo que generó el otro día. Y a Cristina... porque ayer la lío parda”. Los hermanos son uno de los pilares en los que se apoya Frigenti en la casa. Todavía queda mucho para las nuevas nominaciones pero está claro que el mal rollo existente va a pasar factura.

Miguel Frigenti Gemeliers

Miguel Frigenti, muy divertido con los Gemeliers en la casa de 'Secret Story'

Telecinco

La casa dividida

La mayor parte de los concursantes de 'Secret Story' tiene claro que en la casa hay dos grupos. Uno formado por Miguel Frigenti, Cristina Porta y Luca Onestini y el resto con todos los demás. “Yo no soy de ningún grupo”, le aseguraba Jesús Gemelier a Luis Rollán. “Mi grupo es mi hermano”. Los cantantes juegan con ventaja, ya que son dos, pero sí es cierto que intentan llevarse más o menos bien con todos los concursantes. Aunque acaben teniendo sus rifirrafes como les ocurrió con Emmy Russ en la gala.