La vuelta de Bigote Arrocet a la televisión y su distorsionada versión de los hechos sobre su polémica ruptura con María Teresa Campos ha devuelto a la actualidad una historia que provocó mucho dolor a la veterana periodista. Aunque el humorista lleva cuatro días encerrado en 'la casa de los secretos' no ha sido hasta este lunes cuando hemos podido ver a la presentadora.

Con gesto serio y cubierta bajo unas oscuras gafas de sol, María Teresa Campos ha preferido mantener silencio al respecto. La presentadora estaba acompañada de Gustavo, chófer y amigo íntimo de la familia, y juntos han accedido a la casa de la periodista sin hacer declaraciones al respecto.

Artículo relacionado

El objetivo tanto de Terelu Campos como de Carmen Borrego es intentar que su madre se quede al margen de esta polémica tan desagradable para ella. Fue la colaboradora de 'Sálvame' quien reconocía este fin de semana que María Teresa procura no hablar del tema con sus hijas: "Ayer le dije tiene que estar muy tranquila, el que esta quedando fatal es él", contaba. La única reacción de la matriarca del clan Campos al regreso de Bigote dos años después de su ruptura es "A estas alturas que pase esto...", recordaba Carmen.

Es más que evidente que María Teresa no quiere hablar de Edmundo pero son sus hijas y su nieta quienes no han dudado en sacar las uñas por ella: "Bigote miente, pero no miente ahora es muy mentiroso. Miente siempre. Le teníamos pilladas muchas mentiras", sentenciaba Carmen Borrego muy enfadada.