Paz Padilla y su hija, Anna Ferrer, han salido ya de viaje en dirección a Cádiz, donde le darán el último adios a Antonio Juan Vidal Agarrado, el segundo marido de la actriz, presentadora y humorista, que ha fallecido hoy a los 53 años víctima de un tumor cerebral. La despedida tendrá lugar mañana lunes, a las 11 de la mañana, en Zahara de los Atunes.

Antonio Juan Vidal y Paz Padilla son naturales de Cádiz, la ciudad en la que se conocieron y en la que se enamoraron cuando apenas eran unos adolescentes de 17 y 14 años, respectivamente. Con los años, cada uno hizo su vida por su lado, Paz se casó con Albert Ferrer, padre de su hija Anna, y Antonio hizo lo propio con su primera esposa, con la que también tuvo una hija.

Artículo relacionado

Hace unos años, Paz y Antonio se reencontraron y, como dice el refrán, donde hubo fuego, siempre quedan rescoldos. Paz describió ese momento con la frase: "Cuando me besó, pensé: 'Ya estoy en casa". Se casaron primero en la India, en una exótica ceremonia, y en 2016, contrajeron matrimonio en una romántica boda en la playa de Zahara de los Atunes.

Uno de los últimos deseos de Antonio Juan era, precisamente, ser enterrado en su tierra y Paz quiere cumplir su voluntad, motivo por el cual ella y su hija –que adoraba al marido de su madre– se encuentran viajando a Cádiz, donde quedará instalada la capilla ardiente y donde se le dará el último adiós.

El coche fúnebre con los restos mortales de Antonio Juan Vidal ya se encuentran en el tanatorio en el que mañana familia y amigos se despedirán de él.

coche fúnebre de Antonio Juan Vidal
Gtres