Paula Echevarría no decepcionó a sus fans malagueños y llegó pisando fuerte sobre la alfombra roja del Teatro Cervantes donde anoche se celebró la gala de clausura de la 21 edición del Festival de Cine en Español de Málaga. Vestida con un diseño en negro de Temperley London, de vaporosa falda y original escote con pedrería, Paula Echevarría acaparó todos los flashes. El vestido, valorado en 3.000 euros, pertenece a la colección primavera-verano de la firma, una de las favoritas de Kate Middleton y Beyoncé. Paula sería la encargada de entregar el premio del público del festival.

Artículo relacionado

"Estoy muy feliz de estar aquí. Hacía muchos años que no venía, porque siempre me pillaba trabajando o rodando la serie y tenía muchas ganas de volver", dijo Paula, quien se reencontró con un viejo amigo, Javier Rey, con quien rodó 'Velvet' durante cuatro temporadas.

Muchos esperaban que Paula hiciera acto de aparición en la alfombra roja junto a su pareja, Miguel Torres, en lo que podría haber sido una presentación oficial de su relación. Pero Paula llegó sola y no quiso contestar a ninguna pregunta que tuviera relación con su actual amor. Seguramente, Miguel Torres prefirió quedarse concentrado en el partido que hoy enfrentará al Málaga y la Real Sociedad en La Rosaleda. Consumado el descenso matemático del Málaga a Segunda División y las muchas críticas que ha recibido por parte de la afición malaguista el jugador, está claro que no era buen momento para mostrarse ante los malagueños en una alfombra roja.