Pablo Motos ha tenido que pasar por el quirófano este viernes 26 de marzo debido a un orzuelo que le ha aparecido en el ojo. Aunque durante el último programa de El Hormiguero, el presentador no tenía ningún tipo de inflamación o rasgo que hiciera sospechar que iba a tener que operarse, lo cierto es que esta misma mañana se ha despertado con un “orzuelo terrorífico”, tal y como él mismo lo ha definido.

Artículo relacionado

El presentador de El Hormiguero no ha tardado en ponerse en manos de los profesionales y ha pasado por el quirófano. Tras esta pequeña operación, Pablo Motos ha impactado a todos sus seguidores con su imagen.

Motos ha compartido un vídeo en su cuenta de Instagram. Con un montaje muy divertido, el presentador de El Hormiguero ha explicado a todos sus seguidores que se dirigía al médico para acabar con el orzuelo que le había salido en el ojo. “Son las diez de la mañana, me ha salido un orzuelo terrorífico y mi amigo Luis Fernández-Vega me ha dicho que venga, que me va a hacer algo. Así que ahí voy”, ha asegurado.

Justo después, Pablo Motos compartía cómo había quedado tras pasar por el quirófano. “Ya me lo han hecho, ha sido llegar, subirme al quirófano… y ahora soy un pirata”, ha asegurado el presentador de El Hormiguero junto a una imagen en la que aparece con el ojo completamente vendado.

Artículo relacionado

No es la primera vez que Pablo Motos tiene que pasar por quirófano por un motivo similar. El presentador de El Hormigueroya tuvo que operarse a principios de 2020 por un orzuelo, tal y como contó en el programa de Antena 3. En el propio espacio, no dudaron en bromar sobre la imagen del valenciano entonces, cuando también tuvo que aparecer en antena con uno de sus ojos completamente vendado.