Antonio Orozco ha tenido un año duro. A finales de 2016, perdía a su amigo y productor Xavi Pérez, que había trabajado con él desde sus inicios y que se había convertido en un gran amigo, al que ya consideraba un miembro más de su familia. Hace apenas poco más de un mes, Susana Prat, la expareja del cantante y madre de su hijo, fallecía tras meses luchando contra un cáncer de cuello de útero. Por aquella razón, el cantante, totalmente desolado, canceló varios conciertos de su gira.

Orozco, que mantenía una estupenda relación con Susana, estuvo durante dos semanas sin pisar los escenarios, tomándose tiempo para recuperarse de la pérdida y seguir poco a poco adelante.

A pesar de todo, tenía que seguir adelante. Su emotivo regreso fue en el auditorio del Teatro de Alcobendas, en Madrid, en el que no dudó en dedicarle unas palabras entre lágrimas a Susana a través de un poema.

Artículo relacionado

Una vez retomada la gira, este viernes 8 de diciembre los fans de Orozco volvían a recibir noticias preocupantes de su ídolo. El cantante cancelaba el concierto que tenía programado para este sábado en Torrevieja. Los motivos: una infección respiratoria que ha despertado las alarmas. Así lo hacía saber su promotora a través de sus redes sociales. En un comunicado se informaba de la cancelación del evento y que se reembolsaría las entradas a los asistentes, que eran un gran número porque hacía días que había colgado el cartel de “entradas agotadas”.

Sus fans no han tardado en demostrarle todo su cariño y su apoyo, y se han mostrado muy comprensivos. A los duros golpes a los que ha tenido que hacer frente se han sumado estos problemas de salud y le han mandado todas las fuerza y energía a su ídolo para que vuelva a estar recuperado y dándolo todo sobre el escenario. Y es que si Orozco es conocido por algo, a parte de su gran talento por la música, es por el gran corazón que tiene y son muchos los que desean que supere pronto esta mala racha y se recupere de todos los golpes.