El origen del supuesto mal rollo entre Georgina Rodríguez y su suegra, Dolores Aveiro

Los rumores sobre la mala relación entre Georgina Rodríguez y Dolores Aveiro, la madre de Cristiano Ronaldo, tienen su origen cuando la primera tomó una arriesgadísima decisión en casa del Balón de Oro

foto autor Conchi
Conchi Álvarez de Cienfuegos

Redactora Jefe de Clara Corazón

Copia de Diseño ilustrada mangiro 63

En el mundo de las celebridades, hay enemistades míticas que contribuyen a alimentar su halo de estrellas. Bette Davis y Joan Crawford, fueron unas de ellas y Georgina Rodríguez (29 años) y su suegra, Dolores Aveiro (68 años), otras. Tan fuertes son los rumores que hablan de la mala relación entre la madre de Cristiano Ronaldo y su nuera, que la primera hasta tuvo que enviar un comunicado negando haberle hecho brujería. ¡Más ingredientes para alimentar esta leyenda! Pero, ¿cuál fue el origen de estas supuestas tensiones? ¿Cuándo empezó todo?

Artículo recomendado

Es 2016 y Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez acaban de iniciar su romance. Ella, ciega de amor, no tardaría en mudarse a la mansión del futbolista en La Finca y tomarse muy en serio su vida familiar. De hecho, se volcaría en ella. Cuando se mudó, tal y como apunta Look, la de Jaca hizo algunas modificaciones en el chalet; el deportista le dio carta blanca para hacer y deshacer a su antojo. Si ese iba a ser su hogar, iba dejarlo a su gusto. Uno de los cambios más llamativos fue prescindir de uno de los cuadros favoritos de Dolores Aveiro. Se trataba de un retrato de ella y su hijo, que ocupaba un lugar destacadísimo del salón, encima de la chimenea. Cristiano lo había encargado a su decoradora de confianza, Paula Brito, que también guarda una enorme amistad con su madre. 

georgina cristiano dolores
GTRES

En una visita de Dolores Aveiro a la casa de Pozuelo, compró con enorme estupor  que ese cuadro, realizado en mosaico dorado y negro, había desaparecido del lugar en el que acostumbraba a estar. Lo buscó por toda la casa. No había rastro de él. Hasta que llegó a la garaje y allí lo halló. Castigado de cara a la pared. 

El lugar destacado, sobre la chimenea, como en los antiguos palacetes, acabaría ocupándolo otro retrato, pero, en esta ocasión, de la líder de las ‘Queridas’, la mismísima Georgina, nueva reina y señora de la casa. Este movimiento no gustó en absoluto a la madre de Cristiano y, tras ello, su relación se resistió de manera irreparable.

¿Hizo Dolores Aveiro brujería a Georgina Rodríguez?

Hace unas semanas, un nuevo rumor que hacía referencia a esta ya histórica enemistad, vio la luz. Tanta fuerza cobró, que Dolores Aveiro se vio en la obligación de enviar un comunicado. ¿El contenido del mismo? Negar con absoluta rotunda que le hubiera practicado brujería a su nuera, Georgina Rodríguez. Casi nada. 

La madre de Cristiano Ronaldo no iba a tolerar nada de esto. Ya era el colmo, la cúspide de un mal rollo que llevaba años gestándose. Y es que, desde que conocemos al futbolista los rumores de malas relaciones de su madre con cada pareja que este tenía han sido constantes. Primero fue con Irina Shayk, con la que se dijo no se entendía en absoluto y su relación era más que fría, y, después, con Georgina. Los titulares que se publicaron aseguraban que la portuguesa había tratado por todos los medios de alejar a su hijo de su novia; y hasta recurrió a la magia. Debido a que la bola de nieve no paraba de crecer y los rumores no hacían más que ir en aumento, se vio obligada a enviar un comunicado, rogando que cesaran estas informaciones que no eran más que mentiras que enturbiaban su imagen. 

El acuerdo prenupcial de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez

 

Estos días, ha visto la luz, a través del medio TV GUIA, el acuerdo prenupcial que habrían firmado Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez. De él se extrae que, en caso de ruptura, la influencer obtendría una pensión vitalicia de, nada menos, que 100.000 euros mensuales. Dinero más que suficiente para continuar con su altísimo nivel de vida, sus ibéricos, pero, también, todos los gastos asociados a los pequeños. Además, la casa familiar, la famosa mansión en La Finca, el hogar del cuadro preferido de Dolores Aveiro, sería para Gio, donde viviría con sus hijos. 

Loading...