¡Adiós rizos! En pleno litigio con Miguel Bosé, Nacho Palau ha dado un giro radical a su imagen. La última vez que lo vimos fue el pasado mes de octubre en su visita al juzgado y por aquel entonces presumía de media melena morena con rizos. Pues bien, parece que el valenciano ha decidido hacer borrón y cuenta nueva y dar inicio a una nueva vida cargado de buena energía y qué mejor que hacerlo con una transformación física.

Nacho Palau ha elegido su perfil de Instagram para compartir una de sus aficiones hasta ahora desconocidas, nada más y nada menos que el rock. "Recordando viejas aficiones... ¡algo bueno seguro!", escribía optimista junto a una imagen en la que posaba con una batería y acompañado de dos amigos. Pero no ha sido eso sino su nuevo look lo que ha dejado boaquiabiertos a todos.

Artículo relacionado

El escultor, de 50 años, se ha rapado y se ha teñido el pelo de rubio, un look atrevido con el que Nacho Palau está irreconocible. Cabe recordar que durante sus años de relación con Miguel Bosé, el valenciano si lucía la cabellera corta pero nunca antes se había arriesgado con el rubio platino y a juzgar por la imagen no le queda nada mal.

Observando la imagen, el cambio no se ha limitado al cabello. Nacho eliminaba casi por completo la barba de semanas que venía luciendo en los últimos meses. Sin duda, un look mucho más juvenil.

Nacho Palau está intentando comenzar una vida en Valencia donde vive junto a su madre y sus dos hijos y trabajando en una fábrica de embutidos de la región lejos del estrellato de Miguel Bosé. Arropado por su familia y sus amigos íntimos, no piensa dejarse amedrentar por el poder del artista y pretende llegar hasta el final en su petición de que sus respectivos hijos sean considerados legalmente hermanos.