¡Ha sido un niño! Y los abuelos tienen clarísimo a quién se parece: “¡Es clavadito a la Rebe! ¡Tiene los mismos morros!”. La llegada del pequeño al mundo ha supuesto un verdadero terremoto emocional, especialmente para la joven madre y para José, a quien la Miss Gitana notaba especialmente distante con ella a escasas semanas de que diera a luz…

Artículo relacionado

Se me está haciendo muy difícil el embarazo, no por mi, sino por José.”, contó de manera confidencial a sus primas, Luci y Chenoa.“No estamos como antes. No nos entendemos en nada… no sé cuando venga el niño cómo lo vamos a hacer”, decía apesadumbrada. “Ella se pensaba que no iba a tener conflictos en su matrimonio ¡Como todo lo que habéis vivido ha sido tan bonito!”, resolvía la mayor de las primas. Los miedos son normales durante el embarazo. Entonces te cuestionas todo: desde tu capacidad para educar y criar a un niño a tu pareja. “Esto muy agobiada. Tengo miedo de que el niño nazca. No sé si estamos preparados”.

Con la ayuda de estas dos ‘hadas madrinas del amor’, la pareja de jóvenes logró ver cómo la llama de su amor volvía a encenderse. Las dos primas habían pensado para los futuros padres una sesión de fotos de lo más romántica. A pesar de que José estaba muy por la labor, tras un toque de atención, él recapacitó y le vimos entregarse a la sesión de fotos. “Cuando nos miramos de frente, sentimos una conexión de otro mundo”, explicó Rebeca.

Y con tantas emociones vividas a una se le adelanta el parto y cualquier cosa. El nacimiento del primer hijo de Rebe y José llegó semanas antes de lo planeado, pillando de improvisto a toda la familia que corrió al hospital nada más enterarse. El pequeño vino el mundo a través de una cesárea, pesó 3 kilos y se convirtió, de manera inmediata, en el “gran amor” de sus padres.

Nace el hijo de ‘la Rebe’ (Gipsy Kings) en plena crisis amorosa con José