Jesús Vázquez se ha sentado con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' para abrir su corazón. El presentador no es muy dado a dar entrevistas personales pero con el andaluz se ha sentido cómodo y ha compartido aspectos de su vida íntima, algunos que le siguen emocionando mucho.

Artículo relacionado

El presentador de 'MyHyV' ha recordado su niñez y el terrible acoso que sufrió. "A mí me dieron bastante caña, yo era gordito hasta que pegué el estirón, llevaba gafas, tenía mucho acento gallego y encima tenía pluma, un poquito". Por esto, Jesús Vázquez recibió muchísimos insultos de sus compañeros de clase y llegó a hundirse: "Te destroza la autoestima, te avergüenzas... Y me lo callaba, no llegaba a casa y le día a mi padre 'soy el gordo marica' de la clase, para mí era una deshonra".

Jesús Vázquez recuerda todo esa etapa como un auténtico calvario: "En aquella época te lo tenías que tragar, lo que no te mata te hace más fuerte. Ahora puedo contarlo ahora porque lo he superado, pero es intolerable". El presentador ha asegurado que no guarda ningún rencor a esas personas que tan mal se lo hicieron pasar: "No les he vuelto a ver pero no han tenido una vida tan buena como la mía seguro".

Jesús Vázquez

El presentador siempre ha abanderado una lucha contra el bullying con este episodio de su vida, que duró varios años, siempre muy presente. "Con 15 ó 16 de repente cambié, y me convierto en el chico con éxito de la clase, el que más liga, claro con chicas, estamos hablando de los años 70", y así hasta que, tras probar en la universidad de veterinaria, optó por hacer casting para dedicarse a la televisión y explotó su fama: "Luego llegué a creerme el rey del mundo y me puse un poco tonto. Pero es la vida la que te coloca en tu sitio, y a mí me terminó dando un zasca muy grande".