No es un trance sencillo para nadie. Son ya muchas semanas de confinamiento en casa y las consecuencias a nivel físico empiezan a notarse. Falta de movimiento, ejercitar los músculos y recuperar las rutinas que hemos dejado aparcadas. Obstáculos contra los que cada uno lucha de la mejor forma posible. María Teresa Campos, refugiada junto a su hija Terelu en casa de esta, ha querido explicar en exclusiva para 'Lecturas' cómo se encuentra en este complicado momento. Mi hija se preocupa mucho”, confiesa muy sincera.

Artículo relacionado

María Teresa Campos tuvo claro desde el primer momento que las casas de sus hijas eran el mejor lugar para confinarse. La presentadora empezó junto a Carmen pero ahora se encuentra refugiada en casa de Terelu. Juntas pasan la cuarentena velando la una por la otra y guardando todas las precauciones y recomendaciones de distancia e higiene. Tanto madre como hija son personas de riesgo y deben estar muy al tanto. “Casa de Terelu es el mejor sitio en el que puedes estar porque nunca falta de nada”, explica María Teresa en exclusiva para 'Lecturas'.

Portada 3552 Letizia

¿Le está afectado físicamente el confinamiento?

La presentadora reconoce que no son semanas sencillas. “Las cosas siempre me afectan al estómago, más que al sueño”, explica en primera persona. “Puedo comer poco, siempre he comido poco, yo ni engordo ni adelgazo”. María Teresa reconoce que Terelu se encuentra muy preocupada por ella. “Se preocupa porque coma más cosas pero yo sé lo que puedo comer”, asegura. “ Realmente podría vivir si solo existieran los pasteles, que es justo lo que no hay en ningún lado. Ahora mismo tengo mi pastelito de San Marcos”.

“Nosotras no salimos para nada. Por teléfono, Terelu se encarga”, afirma la presentadora. “Es la reina de las compras”. Tanto María Teresa como Terelu son personas de riesgo por las enfermedades que han debido superar en los últimos tiempos y toda precaución es poca. Por suerte, ambas se encuentra perfectamente y afrontan esta complicada situación con ganas y mucha fuerza.