El azul es uno de los colores del año y se cuela entre las propuestas más interesantes y divinas de las mujeres que quieren deslumbrar en sus eventos más especiales. Para una gala o una boda, el vestido azul que Mar Flores (53 años) ha llevado a la fiesta de Jorge Vázquez, tras su debut en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, es de flechazo total y absoluto. Y pura inspiración para invitadas que están en busca de un look perfecto para un evento especial de largo.

Artículo recomendado

Marta Hazas arrasa con los culotte de vestir color fucsia que valen para el trabajo o una boda

Marta Hazas

Mar Flores tiene un auténtico tipazo pero su vestido en realidad favorece a todas las siluetas ya que está repleto de detalles que favorecen especialmente. Para empezar el cuello de barco, prácticamente bardot, que deja sus hombros al descubierto. Esto hace que tenga un estilo sugerente y rejuvenecedor pero al mismo elegante y que estiliza. Además tiene una manguita corta que nacen de su escote cruzado, ideal para las que no quieren enseñar brazo.

Mar Flores
Gtres

El vestido tiene un corte en la cadera del que nace una falda recta y larga con una amplia abertura que deja al descubierto una de sus piernas. Con su buen taconazo ha hecho que sus tonificadas piernas se vean aún más estilizadas. Este detalle de tener una abertura en la pierna es especialmente agradecido para mujeres más bajitas o con curvas, ya que da movimiento al vestido de fiesta pero favorece a todas las siluetas.

De la propia falda nace una cola muy coqueta que pone la guinda a su look de invitada, es un vestido de alfombra roja pero que todas podemos llevar a nuestro terreno. ¡Un acierto total!

Mar Flores
Gtres

El color azul siempre es naif y elegante, transmite buenas vibraciones y marca la diferencia. Se escapa del habitual rojo o rosa palo para hacernos brillar en las ocasiones especiales. Para tu próxima boda o evento apuesta por tonos sólidos y fuertes como el azul, el verde o el fucsia. Solo hay que ver cómo Mar Flores ha triunfado con su estilismos sin muchos artificios ni giros estilísticos. Joyas brillantes, un maquillaje flawless o jugoso y la melena suelta y lisa le han bastado para arrasar con su look de invitada. Pura inspiración.