Atardecer en Ibiza

Magia y romanticismo en la boda de Mireia Canalda y Felipe López

Una semana después de casarse por lo civil en Mongat, la pareja volvió a darse el 'sí, quiero' en la isla pitiusa

Mireia Canalda Felipe López
1 / 27

1 / 27

Mireia y Felipe, antes de la boda

2 / 27

Un lugar privilegiado

3 / 27

Misura Costura. Misura Costura se encargó del vestido de novia

4 / 27

Boda Mireia Canalda3. Preparándose para la boda

5 / 27

Boda Mireia Canalda1. La llegada de los invitados

6 / 27

Boda Mireia Canalda2. Una boda al aire libre en la noche más mágica del año

7 / 27

Boda Felipe y Mireia12. Vistas al mar

8 / 27

El vestido de la novia, por detrás

9 / 27

Las botas diseñadas por Mireia

10 / 27

Nueva línea de calzado

11 / 27

La novia llegó a caballo

12 / 27

Felipe y Mireia22. Una sencilla ceremonia

13 / 27

Boda Felipe y Mireia11. Abrazando a los padrinos

14 / 27

Boda Felipe y Mireia2. La boda que Mireia siempre soñó

15 / 27

Mireia y Felipe boda. "Tú eres para mí"

16 / 27

Felipe y Mireia21. Felipe y Mireia, muy felices

17 / 27

Al atardecer

18 / 27

Lara Dibildos, invitada

19 / 27

Elsa Anka también invitada. Elsa Anka

20 / 27

Max, el perro de la familia

21 / 27

Felipe y Mireia23. A bordo de un Mehari

22 / 27

Felipe y Mireia24. No faltaron las latas

23 / 27

Felipe y Mireia20. "La boda que siempre soñé"

24 / 27

el brindis. Brindis por una nueva vida

25 / 27

El segundo vestido de Mireia

26 / 27

La primera boda de Mireia y Felipe

Más Sobre...

Bodas famosos

Actualizado a

Ya se han casado. Y por segunda vez, aunque como la propia Mireia Canalda ha dicho, "esta es la buena, la de verdad". Siete días antes Mireia Canalda y Felipe López se habían dado el 'sí, quiero' en una sala del ayuntamiento de Montgat, en Barcelona. Allí no hubo anillos ni promesas, apenas unas firmas en un frío documento. La boda de verdad iba a ser la que ayer tarde se celebró en Ibiza.

El lugar elegido fue una explanada frente a Cala Bassa, en la parte suroccidental de la isla pitiusa. El lugar, al igual que la fecha, no fue elegido al azar. Allí se pueden contemplar una de las mejores y más espectaculares puestas de sol de la isla. Y la fecha, 23 de junio, la noche más corta del año, es también una noche mágica en la que se cumple el rito pagano de encender hogueras para quemar todo lo malo y empezar una nueva vida, algo muy simbólico para Mireia y Felipe.

Relacionado con esta noticia

La pareja se casó en una sencilla y emotiva ceremonia. La música, la decoración, la comida y la indumentaria de novios e invitados fue una fusión de los estilos que más gustan a la pareja. Ahí estuvo presente México, la ibiza hippie y la Andalucía más profunda. La boda tuvo lugar a última hora de la tarde para que coincidiera con el sol casi a punto de esconderse por el horizonte. Familia, amigos y hasta Max, el perro de los López-Canalda, no se perdieron el enlace. Entre los invitados, buenas amigas de Mireia Canalda, Lara Dibildos, Noelia López y Elsa Anka. Lara, por cierto, fue novia de Felipe López, pero ella es tan encantadora que se lleva de perlas con todos sus ex y sus parejas.

El novio llegó a la ceremonia a bordo de un divertido Mehari verde, el coche con el que más se identifica a la Ibiza hippie. Mireia, por su parte, llegó con su hija a lomos de un precioso caballo blanco. Al finalizar la ceremonia, la familia al completo –los recién casados, sus hijos Inés y Nuno, y Max, el perro– se fue en el Mehari. Mireia agradecía a todos su presencia, emocionada y feliz.

La cena y la fiesta posterior se celebró en el Cala Bassa Beach Club, a pocos metros de donde se celebró la ceremonia. Para la fiesta, Mireia lució un segundo vestido, de flecos, inspirado en un mantón de Manila. El matrimonio brindó por su nueva vida con un champán exclusivo que llevaba en su interior virutas de oro de 24 kilates.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?