Kiko Hernández y Lydia Lozano llevan trabajando juntos más de dos décadas y, aunque ahora estén más distanciados, siguen compartiendo confidencias.

Durante el programa de ayer, Hernández se atrevió a contar una anécdota privada que tenía como protagonista a Charly, marido de Lydia. Aunque la colaboradora le reiteró en varias ocasiones que no lo contase: "No me da la gana, no quiero que se cuente", el presentador de 'Sálvame' de este jueves hizo caso omiso y ha hecho partícipe al público de la historia.

Artículo relacionado

Bajo ningún concepto Lydia quería que se mencionase el nombre de su marido: "Di otra persona", manifestaba. Entre risas, Kiko siguió adelante: "Lydia Lozano se fue a cenar con su marido y saben que por el tema del covid toman la temperatura a todo el mundo que entra a un restaurante... Se acercan y toman la temperatura a Lydia en la frente y 36.3º, pero se acercan a Charly y les dice... 'A mi no me tomen la temperatura en la frente, a mi en la mano porque me queman las neuronas'", narraba sin poder evitar reírse por el comentario.

Lydia Lozano

Mientras, la cara de Lydia lo decía todo y es que ella intenta proteger al máximo a Charly. En ese momento, Kiko ha recordado cómo Gema López ha reaccionado a la historia que, en privado, les había contado la periodista a sus compañeros. "La verdad que yo no entiendo cómo te va a quemar las neuronas", afirmaba Gema. Cansada de las risas, la colaboradora de 'Sálvame' ha defendido la actitud de su marido alegando que salió publicado en prensa.

Para eliminar cualquier tipo de duda, Kiko Hernández llamaba en directo al doctor Sánchez Martos y este negaba tajantemente esa información: "No afecta para nada".

"Que me dejéis en paz. Cada uno se toma la temperatura donde le sale de las narices", ha sentenciado Lydia muy enfadada con la broma y, además, adelantaba que a partir de ahora ella también se tomará la temperatura en la muñeca.