No podía quedarse callada ante tantísimo revuelo. La imagen de la reina Letizia ha quedado seriamente tocada tras la filtración del vídeo donde puede observarse su enfrentamiento con la reina emérita por una fotografía con las infantas. La opinión pública no ha tardado en señalar a la monarca como causante del encontronazo y esta, claro, ha querido pronunciarse, aunque fuese a través de terceros. La encargada ha sido la periodista Inma Aguilar, excompañera de la reina y amiga íntima desde entonces...

Artículo relacionado

Nadie podía imaginar que un vídeo grabado a las puertas de la Catedral de Palma podría suponer semejante revolución. En cuanto se filtró en twitter, comenzó a correr como la pólvora. Las imágenes eran demoledoras. La reina Letizia bloqueando un posado de la reina emérita con sus nietas. ¿Qué estaba pasando? ¿Cómo habían llegado hasta ese punto? La reacción por parte de los usuarios y, posteriormente, de la opinión pública también fue contundente. La reina, de nuevo, en el punto de mira.

En aras de intentar interceder y aclarar la polémica, la periodista Inma Aguilar, amiga íntima de la reina y excompañera durante su etapa en CNN+, ha intervenido en el programa El Círculo de Telemadrid para ofrecer su opinión. “He hablado hace un rato con la reina y está preocupada y bastante desolada por esta situación”, ha explicado. “Ella está muy comprometida con el cuidado de sus hijas, con la imagen y protección de sus hijas. Es una madre y es una reacción muy de madre”.

Según Aguilar, la reina trata de controlar siempre quién hace fotos a las niñas y de ahí el encontronazo. “Me ha dicho que ha sido una tontería, que no ha sido un tema grave”, continuaba la periodista. “Es un gesto natural. Se ha sentido afectada y está preocupada. Letizia no puede hablar ni explicarse. Es un blanco bastante fácil”. La defensa de la periodista pasaba por restar importancia al desencuentro con la reina emérita.

Suele llevarse la peor parte cuando analizan sus gestos”, terminaba Aguilar. Según la amiga de la reina, el diferente origen de Letizia y Sofia hace que no se la vea de la misma misma forma, ni, por tanto, se las juzgue de igual manera. “Se analizan sus gestos con un doble rasero”.