Laura Matamoros ha mantenido a sus seguidores con mucha intriga durante todo el día. Esta mañana la hija de Kiko Matamoros compartió una imagen desde la peluquería en la que se podía ver cómo estaban preparando algo de color para su pelo. Una de las últimas veces que la ‘influencer’ acudió al salón de belleza decidió cortar por lo sano y optó por dejar atrás su larga melena para lucir una melena midi de lo más favorecedora. Así que hoy sus fans estaban expectantes mientras no compartía con ellos lo que se había hecho en el pelo. Ante tantas preguntas, Laura por fin ha mostrado el resultado de este cambio con el que afronta la recta final del año.

Artículo relacionado

En esta ocasión el paso por peluquería de Laura Matamoros no ha tenido como resultado un cambio radical. Todo lo contrario. Esta vez la hija del colaborador ha preferido ser más sutil con la única intención de dar un poco de luminosidad a su melena y a su rostro. Laura ha explicado que lo que se ha hecho hoy es ponerse unas mechas balayage en color miel, “un poquito más claras que mi color, para que no se note tanta diferencia ni sea un cambio abismal y la verdad es que me encanta”. Así que la hermana de Anita Matamoros no puede estar más contenta con el resultado.

Laura Matamoros

Laura Matamoros enseña el resultado de su paso por peluquería.

Instagram @_lmflores

Pero aunque esta vez el cambio no haya sido tan potente, Laura Matamoros ya está pensando en el siguiente. Tanto es así que después de ir hoy a la peluquería, no ha tenido reparos en asegurar que “iré poco a poco volviendo al rubio”. Con esto la ‘influencer’ ha declarado su intención de ir aclarando poco a poco su melena para volver a la época en la que su melena lucía bastante más clara.