Esta semana está siendo complicada en 'Supervivientes'. Después de que tuvieran que desalojar a los concursantes por una tormenta fortísima parecía que habría poco que hacer hasta que amainara el temporal. Sin embargo, Lara Álvarez ha recibido una visita de lo más especial que ha hecho que pusiera al mal tiempo, buena cara.

Artículo relacionado

La tormenta que ha caído sobre Los Cayos ha sido de proporciones bíblicas. El martes la organización decidía evacuar a los concursantes por miedo a que sufrieran algún tipo de percance y es que la lluvia caía con una fuerza totalmente inusitada para la época del año en la que nos encontramos (allí es la estación seca).

La semana prometía ser un poco aburrida y es que sin los concursantes en la isla poco había que hacer. Sin embargo, Lara Álvarez ha recibido una visita que seguro la ha mantenido más entretenida de lo que esperaba. Su hermano Bosco ha cruzado medio mundo para ir a visitarla.

El joven se ha trasladado hasta Playa Utila en las Islas de la Bahía de Honduras donde se graba el programa y donde su hermana pasa tres meses al año dedicándose en cuerpo y alma al concurso de 'Supervivientes'. Bosco está aprovechando su estancia para practicar algunos de sus deportes favoritos como el surf.

Bosco también ha disfrutado de la gastronomía de la isla y como no, de la compañía de su hermana a la que llevaba sin ver nada menos que 40 días. Todavía queda mucho para que acabe el concurso y Lara vuelva a casa pero seguro que ahora la espera se les hace mucho más corta a los dos.