Chelo García Cortés lo tenía claro. Pese a la invitación formal que Isabel Pantoja le hizo el pasado jueves en ‘Sálvame’ para que acudiera a su concierto, ella no iba a asistir. Sin profundizar en los motivos, la colaboradora dijo ayer que en esta ocasión prefería no disfrutar de la actuación de su amiga. Le deseó toda la suerte del mundo para esta ocasión tan especial, pero se convirtió en una de las grandes ausencias de la noche. Hoy, un día después de una de las noches más importantes para la cantante, Chelo ha vivido un momento muy especial con alguien que tiene mucho que ver con su amiga.

Artículo relacionado

La periodista ha compartido mesa con Kiko Rivera.El hijo de la cantante sí que estuvo ayer en el concierto de su madre, pero hoy ha tenido que poner rumbo a Andorra para atender un compromiso profesional. De camino el DJ ha hecho una parada en Barcelona, y no ha dudado en compartir mesa con Chelo García Cortés. La colaboradora y Kiko se conocen desde que él era pequeño gracias a la amistad que unía a Chelo con Isabel. Durante un tiempo se distanciaron pero cuando el año pasado la periodista y la cantante entraron en ‘Supervivientes’, retomaron su amistad.

Chelo García Cortés e Isabel Pantoja

De ahí que Kiko haya querido dedicar un rato a ver a Chelo en el día de hoy. Ayer en el concierto el DJ pudo ver a muchos amigos de toda la vida, pero no a ella. La periodista se ha mostrado de lo más contenta con este reencuentro y ha comentado que “a veces los sábados solitarios se llenan de luz y cariño. Disfrutamos de volvernos a ver. Recuerdos llenos de cariño” han sido las bonitas palabras con las que Chelo ha relatado el rato que ha podido compartir con el hijo de su amiga.

Chelo García Cortés y Kiko Rivera