Kiko Rivera ha sido uno de los concursantes estrella de la tercera edición de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'. El hijo de Isabel Pantoja nos ha mostrado su lado más divertido junto a Elena Tablada, Julio Iglesias Jr. y Toñi Salazar. Todos ellos ya nos abrieron las puertas de sus casas en las pasadas entregas de este peculiar 'talent show' culinario que ha llegado a su fin con la victoria de Julio Iglesias Jr. Sin embargo, lo que más expectación ha generado durante la noche ha sido ver por fin la casa en la que vive Kiko. Y sorpresas nos da la vida que no es nada presuntuosa. Cierto es que es una señora casa, pero la decoración es bastante minimalista. Nada que ver con el 'chaletazo' de Julio Iglesias Jr. Pero para gustos, viviendas.

Artículo relacionado

Decoración y construcciones aparte, Kiko Rivera nos ha defraudado en esta recta final de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' porque nosotros (y todo el mundo, concursantes inclusive) creíamos que cocinaría...¡el pollo a la Pantoja! Tanto decirle a Toñi en una de las cenas pasadas que estaba "buenísimo" y que su madre "cocina como la gloria" y ahora nada de nada. Aunque claro, lo mismo Kiko no ha desarrollado las mismas dotes culinarias que su progenitora.

Aunque no ha tenido mucho arte emplatando (que dirían en 'MasterChef'), lo que sí ha demostrado es que a los platos (de música) no le gana nadie. Después de enseñar a sus invitados los dos discos de Oro que ha logrado durante su carrera como Dj (aunque a Toñi le han parecido poco), Kiko ha dado inicio a una fiesta privada en la que no ha dudado en pinchar para ellos. Momentazo el que se ha vivido entonces cuando ha sonado una de las canciones de David Bisbal, ex de Elena Tablada. La cara de ella ha sido impagable.