Habrá dado muchos tumbos a lo largo de su vida y ha metido la pata en no pocas ocasiones –la última, recordemos, esa 'felicitación' mortífera de cumpleaños que le dedicó a su hermana, Isa Pantoja–, pero nadie puede negarle a Kiko Rivera que es todo un padrazo. Hoy, una de las dos niñas de sus ojos, Ana, cumple sus primeros cuatro añitos y a Kiko se le cae la baba con ella.

"Hoy hace 4 años nació mi persona favorita, llegaste en ese momento tan complicado para mí dándome la alegría necesaria para seguir adelante", ha escrito Kiko. Ese momento del que habla, sin duda, se refiere a una de las épocas más oscuras del Dj, cuando no terminaba de ver claro qué hacer con su vida y comenzó a aficionarse a ciertos malos hábitos. Por suerte para Kiko, a su lado estaba Irene Rosales y la pequeña Ana, quienes le dieron luz a su vida y gracias a las cucuenta de que ese no era el camino.

Artículo relacionado

"Hoy hace 4 años mi vida es diferente, mi vida está llena de princesas y cuentos de hadas, de unicornios y de felicidad. Hoy hace 4 años naciste tú, hija mia, y creamos ese vínculo tan maravilloso que tenemos. Gracias por hacerme tan feliz! Feliz cumpleaños vida mía! ❤️", ha escrito Kiko, que es todo ternura cuando se trata de hablar de sus hijos.

Ana Rivera es la primera nieta de Isabel Pantoja y lleva el nombre de la bisabuela de la niña, doña Ana, quien últimamente vuelve a estar algo pachucha de salud. Fue precisamente la delicada salud de la anciana la que impidió que la tonadillera asistiera a la cena de Navidad de Mediaset.

Por cierto, los Rivera-Rosales han ampliado la familia con un nuevo miembro, se llama Olaf y es un delicioso westy blanco que es como un peluche. Seguro que Olaf se ha convertido ya en el compañero de juegos preferido de Ana y Carlota.

Olaf, el perrito de Kiko Rivera
Instagram