Kiko Rivera (39 años) dejó los platós de televisión para centrarse en el mundo de la música. El hijo de Isabel Pantoja, que hace unos días celebró el cumpleaños de su hija pequeña (Carlota), está de gira de toda España y actúa en numerosas discotecas de los distintos rincones de nuestros país pinchando como DJ e interpretando sus exitosas canciones. Este 1 de febrero el hermano de Isa Pantoja debía darlo todo en A Coruña, pero un problema de salud ha provocado que tenga que cancelar el bolo. De hecho, el hermano de Fran y Cayetano Rivera ha preocupado a todos sus fans con el mensaje: "Hoy con todo el dolor de mi corazón no voy a poder estar en la sala Pelícano con vosotros. Mi salud no me lo permite porque estoy jodidísimo de la rodilla y necesito una operación", ha comenzado diciendo en las historias de su Instagram. 

El Dj además ha comentado que está a la espera de que le den cita para esa cirugía que necesita, motivo por el que se ha armado de "paciencia". "Me tienen que decir el día. Ahora reposo. Muy pronto estoy de vuelta. Muchas gracias", ha concluido Kiko, que para no preocupar más a sus seguidores ha querido compartir con ellos su gusto por los videojuegos. "Soy un apasionado. Y a parte de mi música, que la amo más que nada, de vez en cuando me gustan estas mierdas (refiriéndose a que ha compartido un enlace para jugar). Entra y échalo un vistazo al capítulo 1 de una bonita historia de fúrbooo. ¿Me acompañáis?", ha dicho. 

Artículo recomendado

Qué fue de Techi, la novia de Kiko Rivera que acabó casándose con Alberto Isla

Techi.

No es la primera vez que Kiko se queja de su rodilla. En 2017, después de sus problemas de gota y una indisposición puntual en México, cuando iba a hacerse una simple analítica, los médicos le recomendaron quedarse. Y es que sus análisis de sangre se convirtieron en algo más serio porque le tuvieron que extraer líquido de una de estas articulaciones. "Pues va a resultar que se enteran antes que yo. Me tienen que sacar el líquido de la rodilla y me aconsejan quedarme ingresado", escribió con un tono totalmente despreocupado.

Los problemas de salud de Kiko Rivera

Además de los numerosos ataques de gota que ha sufrido a lo largo de los años, Kiko Rivera tuvo generó una gran preocupación el pasado verano de 2023 cuando publicó una foto desde el hospital. "La vida me vuelve a dar un susto", escribié sin dar más detalles al respecto. Y aunque tardó varios días en explicar los motivos, el hijo de Isabel Pantoja reapareció desde su perfil en Instagram para contar cómo se encontraba. "Hoy es un día importante para mi vida, hoy salimos de dudas con el cateterismo. Una parte de mi corazón no funciona en condiciones, pero no se alarmen todavía sigo vivo y con ganas de vivir", así empezó una extensa larga en la que el hermano de Isa Pantoja quiso agradecer uno por uno a todas esas personas que se han preocupado por él y han estado a su lado en estos momentos tan delicados. 

Artículo recomendado

Luis Pliego, director de Lecturas, da todos los detalles del último giro de Isabel Pantoja y su hermano Agustín

Isabel Pantoja

Claro y conciso, Kiko Rivera, aún convaleciente por su intervención quirúrgica, escribió un mensaje en redes sociales con el que dejó claro cómo había ido la operación. Unas palabras tranquilizadoras: "Todo ha salido bien gracias a Dios", publicó el DJ para su millón de seguidores en Instagram. Un momento en el que tras años sin hablarse su madre decidió ir a verlo. Lejos del ruido mediático, Isabel Pantoja no dudó en trasladarse hasta Sevilla para estar a su lado. A diferencia de la última vez en la que el equipo médico recomendó a la tonadillera no personarse en el centro médico para evitar que Kiko fuera sometido a un punto de estrés que fuera perjudicial para él, esta vez fue el marido de Irene Rosales quien aprovechó este altavoz en redes sociales para agradecerle públicamente el gesto. "Gracias Mamá por venir a verme por pasar esa tarde juntos que para nosotros fue tan necesaria", dijo con ilusión.