El último año ha sido un tanto convulso para José Ortega Cano. El objetivo del torero es encontrar tranquilidad para poder disfrutar del cariño de su familia pero sus problemas de salud no le dan tregua. Covid-19, problemas de estómago, debilidad física... y ahora el corazón.

A raíz del resultado de una de las pruebas que se realizó la semana pasada, el equipo médico ha creído conveniente que Ortega Cano se someta a un cateterismo de urgencia este martes para solucionar de una vez por todas esos problemas de corazón que tanto le han afectado en los últimos meses. Era él mismo, quien explicaba públicamente el motivo de la intervención y aunque aseguraba que no estaba demasiado preocupado por su entrada en quirófano su mujer, Ana María Aldón, y su hija Gloria Camila no pueden ocultar su intranquilidad.

Artículo recomendado

VÍDEO José Ortega Cano rompe su silencio a pocas horas de su operación de corazón y explica qué le van a hacer

VÍDEO José Ortega Cano rompe su silencio a pocas horas de su operación de corazón y explica qué le van a hacer

El delicado estado de salud de Ortega Cano ha estado en el punto de mira desde hace meses y no ha sido hasta ahora cuando parece que los médicos han dado con el foco del problema. "No tengo mucho ánimo, no salgo casi nada, solo para ir de médicos y tengo fuertes dolores de estómago", decía allá por el mes de marzo. Dolencia que se agravaba a consecuencia de los fuertes dolores de cabeza que padece desde hace meses. Además, Ortega Cano se veía "obligado" a rechazar la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus al ser propenso a sufrir trombos.

ana maría aldón ortega cano
Gtres

Aunque en un principio parecía haber mejorado, sus visitas al hospital no cesaban. De hecho, tomaba una drástica decisión por recomendación médica y era no ver nada referente a la docuserie protagonizada por Rocío Carrasco para evitar un extra de nerviosismo y tensión que podría ser muy perjudicial para su estado actual.

No es la primera vez que Ortega Cano tiene que ser intervenido por una dolencia coronaria. Su etapa en prisión acentuó esta enfermedad que le dio un buen susto en 2017 después de la muerte de su hermano Eugenio y los problemas de su hijo José Fernando. Hoy, como hace cuatro años, Ana María Aldón y Gloria Camila no se separan de su lado y se han convertido en su mayor apoyo.