Una de las cuestiones más comentadas después de la entrevista que Kiko Rivera dio en exclusiva en nuestra revista y en la que contó que iba a luchar por conocer la herencia de su padre, es la propiedad de la finca Cantora. Kiko Rivera contó en nuestras páginas que tiene la sospecha de que su madre había actuado en su propio beneficio en cuanto a la herencia de Paquirri se refiere. Sobre este tema, Isabel Pantoja pasó de ser solo beneficiaria a ‘canjear’ ese derecho por algo material, que fue la finca Cantora. La parte de la finca que le pertenece es del 51%, es decir, más de la mitad. Ahora, según Kike Calleja, Isabel Pantoja ha tomado la decisión de poner a la venta Cantora.

Artículo relacionado

“Isabel Pantoja ha dado orden de buscar un comprador para Cantora. Cantora se vende”, ha afirmado esta tarde el periodista en ‘Sálvame’ desde la puerta de la finca ubicada en Medina Sidonia. Esta habría sido una decisión in extremis que llega después de que Kiko Rivera destapara todo lo que está ocurriendo con su madre y la decepción que siente. Una de las interpretaciones que cobra más fuerza sobre esta decisión de Isabel Pantoja es que quiere vender la finca para acercar posturas con su hijo y demostrar que Kiko le importa mucho más allá que lo que tenga que ver con la herencia de Paquirri.

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja en el funeral de la madre de Irene Rosales

Gtres

Anabel Pantoja ha escuchado en directo lo que ha comentado Kike Calleja sobre esta decisión de la cantante y se ha pronunciado al respecto. La sobrina de Isabel Pantoja se ha llevado las manos a la cara al escucharlo y ha asegurado que esto es algo que la artista “nunca ha querido hacerlo. Pero si en este caso es necesario…”. Lo que tiene claro Anabel sobre este conflicto entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja es que “mi tía jamás querrá dejar mal a Kiko y a Isa”. Aunque también entiende que “si Kiko tiene indicios o noticias de que hay otras cosas detrás tiene derecho a saberlo”.