Todo son problema en la familia Pantoja. Si no tenían suficiente con la guerra entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera, ahora las cosas han ido complicándose un poquito más. La tonadillera se encuentra refugiada en Cantora en las que han sido, sin duda, sus Navidades más tristes. Su vuelta a la televisión se retrasa entre supuestas negociación es de las que no ha quedado nada claro. Su hija Isa Pantoja, pese a los intentos que ha hecho por acercarse a su madre, vivió una dura experiencia en su visita a Cantora. Y ya como remate, Kiko Rivera se ha quedado compuesto y sin número de teléfono. No parece la intención de la cantante pero lo de llamar a su hijo se le complicado por momentos…

Artículo recomendado

Irene Rosales 'rabiosa' por las críticas que ha recibido en la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja

Irene Rosales 'rabiosa' por las críticas que ha recibido en la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja

Cuando algo va mal, todo termina yendo peor. Que se lo digan al 2020, que menuda nos ha dejado. Las Navidad de este año no han sido fáciles para casi nadie pero, posiblemente, hayan sido las peores en el clan Pantoja. Distanciada de su hija Isa, enfrentada a su hijo Kiko y casi sin relación con su sobrina Anabel, Isabel Pantoja se ha encerrado en Cantora junto a su madre y su hermano. Un trago que debe haberse agravado al contemplar el buen entendimiento que reina entre sus vástagos y las parejas de estos. Una vez la tonadillera fuera de la ecuación, Kiko e Isa son una piña.

Los próximos pasos de Isabel Pantoja son una incógnita. La tonadillera no parece tener intención de limar asperezas con su hijo Kiko Rivera. Tampoco de abandonar su refugio para acudir a ver, al menos, a sus nietos. Los hijos de Kiko e Isa han sido su motor durante mucho tiempo pero, ahora, la cantante guarda silencio. Según afirman desde Mediaset, Pantoja sí estaría negociando un regreso a la televisión. Su primera aparición será, sin duda, el bombazo que marcará el 2021.

Isabel Pantoja
Gtres

Lo que se le complica a la cantante es la posibilidad de levantar el teléfono para ponerse en contacto con su hijo. Kiko, a diferencia de Isa Pantoja, se mantiene al margen y no se ha acercado a Cantora para ver a su madre. Tampoco esta fue a casa de Kiko cuando le pidió, desesperadamente, un abrazo a su madre. Hay que tenerlo en cuenta. El DJ, por error, compartía sus datos personales con todos sus seguidores y tenía que dar de baja su número de teléfono inmediatamente. ¿Cómo se pondrá Isabel ahora en contacto con su hijo? Un obstáculo que dinamita toda posibilidad. ¡Uno más!

Parapetada en Cantora

Ya lo dijo muy claro. Esta es MI casa. Isabel Pantoja ha encontrado en Cantora la excusa perfecta para alejarse del mundo. La cantante se encuentra cuidando de su madre, centrada en su privacidad y sin tener prácticamente contacto con sus hijos, nietos y sobrina. Tan solo ha querido ver a Isa Pantoja y porque esta fue a casa de su madre dispuesta a estar con ella sí o sí. La propia Anabel, otrora pieza clave en la vida de la tonadillera, reconoce que sus contactos con ella son escasos.

¿Qué le pasará a Pantoja? ¿Cómo afrontará el nuevo año la cantante? ¿Acabará respondiéndole a su hijo desde un plató de televisión? ¿Acercarán posiciones por el bien de la familia? ¿Será el amor que siente por sus nietos lo que le hará mover postura? No se presentan unos meses sencillos para Isabel Pantoja, aunque por lo que parece, tampoco es que lo esté poniendo muy fácil.