Era uno de los rostros más esperados. Pese a que, año tras año, Mediaset organiza una cena de Navidad para presentadores, no suelen faltar los rostros más potentes de la cadena. Fichajes estrella que no conducen programas pero que acaparan toda la atención posible. Es el caso, claro, de Isabel Pantoja. La tonadillera, tras su paso por ‘Supervivientes’ y su aterrizaje en la cadena por todo lo alto, era la invitada que todos estaban deseando saludar pero no pudo ser. La cantante se ausentó de la celebración aunque fue por un motivo de fuerza mayor…

Artículo relacionado

Isabel Pantoja acaba de anunciar nuevo proyecto musical y nueva imagen. La tonadillera, después de haberse convertido en el boom del momento con su llegada a ‘Supervivientes’, retoma su carrera y lo hace tras haber grabado ya ‘Idol Kids’, el programa en el que va a debutar como jurado. Una nueva aventura que ha llenado de emoción a la cantante pero que también ha supuesto algún que otro quebradero de cabeza para combinarlo con su vida personal.

La complicada situación que Pantoja vive, tanto con los conflictos de sus hijos como, sobre todo, con la salud de su madre, le ha pasado factura en su día a día. De hecho, la tonadillera tuvo incluso que interrumpir grabaciones para estar al lado de su madre, doña Ana. Y no ha quedado aquí la cosa. Tal como publica Look, también la salud de su progenitora habría sido el motivo por el que Pantoja habría dado plantón a la cena de Navidad de sus compañeros.

Muy delicada, la madre de la cantante no pasa por su mejor momento e Isabel quiere estar a su lado. Así lo especificó durante su estancia en los Cayos y así ha sido desde entonces. Es también este el motivo, por lo que indica la citada publicación, que frena a la tonadillera a la hora de cargarse la agenda de trabajo. Con todo, su nueva faceta en televisión más el lanzamiento de nuevos trabajos hacen que sea un tanto complicado lograrlo.

Tampoco ha sido Pantoja, pese a los rumores, la elegida para dar las Campanadas en Telecinco. Un puesto que ya ocupó en el pasado y que ahora ha recaído en las manos de Jesús Vázquez y Paz Padilla.