Con gesto serio y preocupado Iker Casillas llegaba esta mañana al centro hospitalario donde está ingresada Sara Carbonero. Anoche saltaba la noticia de que la periodista había tenido que ser ingresada debido a un contratiempo de salud. Pese a que en un primer momento, el periódico ABC apuntaba a una recaída en el cáncer contra el que lucha, ha sido Sonsoles Ónega quién ha puntualizado que nada ha tenido que ver esta intervención con la dolencia que padece la periodista. "No hay recaída. Es una operación que no tiene nada que ver con eso", ha informado desde 'Ya es mediodía'.

Artículo relacionado

Iker Casillas llegaba esta mañana al centro hospitalario en el que se encuentra ingresada Sara Carbonero. El deportista no ha podido ocultar el nerviosismo que vuelve a reinar en su entorno más cercano. Tras meses de buenas noticias y grandes avances en el cáncer que le fue detectado hace ya un año, la periodista vuelve a pasar por un problema de salud que por ahora se desconoce con exactitud. Lo único que ha trascendido, tal y como ha comunicado Sonsoles Ónega desde 'ya es mediodía', es que esta intervención nada tiene que ver con el cáncer contra el que lucha Carbonero.

Iker no se ha separado de su lado desde que conociesen la noticia. Ahora cobra mucho más significado la felicitación de cumpleaños que publicó hace pocos días. La pareja volvía a encontrarse en un duro momento y no estaba para ningún tipo de celebración. Sus amigos y familiares, sobre todo Isabel Jiménez, íntima amiga de Sara, no se despegan de ellos.

Iker Casillas

Iker Casillas llegando al hospital donde se encuentra Sara Carbonero

Europa Press