Anita Matamoros se convertía en la gran ausente del cumpleaños de su padre, Kiko Matamoros. El colaborador se reunió este domingo con todos sus hijos (a excepción de Ana) en un conocido restaurante de la capital y no dudaban en compartir algunos de los momentos más emotivos a través de las redes sociales.

Horas antes, el propio Kiko Matamoros reconocía haber llegado a los 64 años en uno de los mejores momentos de su vida, "estoy hecho un chaval", bromeaba y mucha culpa de eso la tiene su pareja, Marta López Álamo, y la magnífica relación que hoy en día comparte con sus hijos mayores: "Nos hemos recuperado de muchas cosas. Estamos en un momento con mis hijos muy unidos. Le tengo que dar las gracias a mi pareja que se ha encargado de aglutinarnos a todo", afirmaba visiblemente emocionado en 'Viva la vida' sin querer entrar en el conflicto que le enfrenta a su hija pequeña.

Artículo recomendado

'Sábado Deluxe': Kiko Matamoros recibe una emotiva sorpresa de Marta López Álamo por su 64 cumpleaños

'Sábado Deluxe': Kiko Matamoros recibe una emotiva sorpresa de Marta López Álamo por su 64 cumpleaños

A lo largo de todo el domingo, el colaborador recibía la felicitación de su novia, su hija Laura, Diego... pero ¿y Anita? Aunque públicamente ha preferido mantenerse al margen de esta fecha tan especial para su padre, de alguna manera si ha enviado un mensaje que sorprenderá y mucho a Kiko Matamoros. ¡Descúbrelo en el vídeo!

Anita siempre ha preferido mantenerse al margen de la guerra mediática que enfrenta a sus padres desde que se separaron hace más de dos años, pero hace algunas semanas confirmaba a través de su canal de Youtube que efectivamente, no guarda ningún tipo de contacto con su progenitor desde hace meses: "Actualmente no tengo relación con mi padre. Todo lo que se ha hablado no ha salido nada de mi boca", admitía dejando claro que esta disputa es algo que les atañe solo a ellos.

No cabe duda que el único deseo de Kiko Matamoros para el nuevo año es ampliar esta felicidad en la que se encuentra inmerso con el cariño de Ana.