Sin él pretenderlo, Alejandro Reyes es desde hace años uno de los protagonistas de la historia de Pepe Navarro e Ivonne Reyes. Desde que la modelo hizo público que el padre de su hijo era el presentador, Alejandro se convirtió en protagonista de esta trama. Hasta ahora había preferido no hablar demasiado, pero ya no ha aguantado más y nos ha concedido una entrevista en exclusiva con la que ha dicho todo lo que piensa sobre esta polémica y también sobre Pepe Navarro. Entre las cuestiones sobre las que ha hablado alto y claro, está la revelación sobre cuál es el mayor desprecio que ha sentido por parte de su padre.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Víctor Martínez, el verdadero ‘padre’ de Alejandro Reyes

EXCLUSIVA Víctor Martínez, el verdadero ‘padre’ de Alejandro Reyes

Alejandro Reyes nos ha contado que la primera vez que habló seriamente con su madre sobre su padre fue a los 14 años. El joven ha recordado cómo en ese momento le pidió a Ivonne Reyes que “quiero ver a mi padre”. Su madre le respondió “aquí tienes el teléfono, llámalo”. Entonces dio el paso. Alejandro nos ha relatado que “no pasó más de un día hasta que le escribí. Quería saber dónde estaba, quería hablar con él, contarle lo de Víctor... Quería un padre. Mi madre nunca me habló mal de él”. Pero la respuesta no fue como él esperaba.

Alejandro Reyes

Alejandro Reyes.

Gtres

Alejandro Reyes nos ha dicho que en el mensaje que le mandó a Pepe Navarro puso “hola, soy tu hijo Alejandro. Quiero, por favor, quedar contigo. Recógeme. Me apetece mucho verte”. Pero en lugar de tener una pronta respuesta, el hijo de Ivonne Reyes y Pepe Navarro recuerda que “tardó en contestar. Lo que más me dolió fue la espera. No entendía qué había hecho mal yo. Si eres mi padre, ¿por qué no contestas? Yo miraba el chat y estaba en línea todo el rato. Le escribí como tres mensajes más. Pero no contestaba”. Finalmente, “me contestó a los dos o tres meses”.

Sobre esa respuesta, Alejandro Reyes nos ha asegurado que “me puse súper feliz. “Hola, Alejandro, ¿cómo estás? Sí, nos vamos a ver. Voy a hablar con tu madre para organizar la reunión. Te recojo en el colegio y nos vemos”. El joven cuenta que “llegó el día y yo estaba ahí, esperando con mi pelito de ‘cani’. Estaba contento, emocionado. Pensaba, a lo mejor me lleva al fútbol”. Pero el hijo de Ivonne Reyes y Pepe Navarro todavía se lamenta de que “esperé horas, toda la tarde. Creo que le pregunté por mensaje: “¿Vas a venir?”. No me respondió. Ni me recogió nunca”.