Ha sido un revuelo a todos los niveles. Rocío Carrasco daba el paso de sentarse a contar su historia y la realidad daba un vuelco de proporciones que nadie esperaba. 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' ponía sobre la mesa el silencio de la hija de Rocío Jurado. A su lado, durante estos veinte años, Terelu Campos, su madre María Teresa y Carmen Borrego. “Rocío está recuperando veinte años perdidos de su vida”, nos cuenta la presentadora en exclusiva para 'Lecturas'. Tras el testimonio de Carrasco, también para Terelu cambiaron las cosas.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Los mensaje de Rocío Carrasco que más han hecho sufrir a Terelu Campos

EXCLUSIVA | Los mensaje de Rocío Carrasco que más han hecho sufrir a Terelu Campos

“Algunos compañeros me han pedido disculpas, necesariamente”. Terelu Campos siempre ha guardado silencio sobre todo lo que ha rodeado a Rocío Carrasco. Conocedora de gran parte de la historia de la hija de Rocío Jurado, la presentadora en ningún momento ha traicionado a su amiga. “Estar callada ha sido un sufrimiento muchas veces”, nos explica en su última entrevista para esta publicación. Cuando Rocío decidió ponerse al frente de su propio documental, las cosas dieron otro giro inesperado.

“Han entendido que yo tenía que guardar silencio”, asegura Terelu Campos. “Porque muchos temas solo le pertenecían a ella. Agradezco que me pidan perdón pero no necesito ni reconocimientos ni medallas”. Tanto Terelu como toda la familia Campos siempre ha mantenido una posición discreta. Han apoyado en todo momento a Rocío Carrasco y se han convertido en su refugio en muchas ocasiones, pero su historia le pertenecía a ella.

Más feliz que nunca

Terelu reconoce que está feliz viendo cómo se encuentra ahora Rocío Carrasco. “A mí hoy me compensa ver a Rocío como está ahora. Nunca he estado más tranquila con respecto a Rocío que ahora”, se sincera la presentadora. Tras haber protagonizado las dos partes de su documental, el cambio en Rocío Carrasco es más visible que nunca.