Diego Matamoros se ha refugiado en su familia en el que, sin duda, está siendo su verano más intenso, profundo y también duro. El hijo de Kiko Matamoros ha pasado por distintas etapas en estas últimas semanas y ha encontrado el calor y el cariño que necesitaba en las personas que nunca le fallan, su familia.

Artículo relacionado

"Mi familia, lo verdaderamente importante, lo que queda después de todo, confidentes de lo más íntimo y ayuda en los momentos importantes", ha empezado escribiendo Diego Matamoros en Instagram junto a una fotografía junto a su hermana Laura Matamoros, embarazada de su segundo hijo. En el carrusel también hay una imagen de los dos hermanos y Benji Aparicio, su cuñado. "Brindo por ti, por nosotros, porque pase lo que pase siempre estaremos, por lo que estáis creando de nuevo juntos, por la vida y por lo afortunado que me siento de ser parte de ello", ha escrito el hijo de Kiko Matamoros, emocionado. "Qué bueno teneros", le ha respondido su hermana.

Diego Matamoros
INSTAGRAM @diegomatflo

Diego Matamoros ha firmado este verano su divorcio de Estela Grande, a la que dedicó unas bonitas palabras en las redes sociales, y además ha roto su relación con la doctora Carla Barber, tras un año de intenso noviazgo. Tras estos cambios en su vida y muchísimos sentimientos acumulados, el hijo de Kiko Matamoros se ha centrado en su familia, con la que está pasando prácticamente todo su verano. Diego y Laura se llevan a las mil maravillas y ahora él está muy centrado en mimar a su sobrino Matías. Tío y sobrino han hecho equipo y muy pronto se sumará un miembro más.

El cambio de Diego Matamoros no solo ha sido por dentro sino que también es por fuera. Ahora es otra persona y, tras volver a la soltería, está apartado de la televisión y centrado en sus estudios de diseños de interiores, y todo ello más unido a su familia que nunca.