Emma García sorprendía a todos sus seguidores al anunciar públicamente su positivo en coronavirus a través de su perfil de Instagram con un breve mensaje: "¡Hola amig@s!!! Tengo que comunicaros que este fin de semana no podré estar con vosotr@s. Tengo covid".

Al parecer, este viernes se sometía a la prueba de rigor que cada semana se realizan los trabajadores de Mediaset para acceder a instalaciones y el resultado la llevaba a confinarse durante las próximas dos semanas en el domicilio que comparte en Madrid con su marido y su hija. Afortunadamente, Emma García se encuentra bien de salud: "Estoy sin síntomas y recibiendo muchísimo cariño que es la mejor medicina", detallaba ella misma con la naturalidad que le caracteriza.

Artículo relacionado

Haciendo gala de su optimismo, aprovechaba el mensaje para dejar muy claro que "todo saldrá bien" y que este virus "lo paramos unidos". Su positivo en COVID-19 la retira temporalmente del trabajo y, lamentablemente, no podrá ponerse al frente de 'Viva la vida' este fin de semana tal y como estaba previsto. Ella misma ha informado que será Sandra Barneda quien ocupe su lugar hasta que se recupere: "Os dejo en las mejores manos. ¡Abrazo muy fuerte a tod@s y hasta muy pronto!", citaba el texto que ha acompañado con una imagen de lo más sonriente.

No es la primera vez que la presentadora catalana se pone al frente de 'Viva la vida'. Fue durante las vacaciones de García en 2019 cuando esta le cogió el testigo. Casualidad o no, hace apenas unas horas Emma le dedicaba su último post en Instagram a Barneda con motivo del éxito de su último libro. No hay duda de que mantienen una relación exquisita.