Desde Barcelona a Roma. 11 días. 1.500 kiómetros. Toda una aventura que ha concluido felizmente. El actor Dani Rovira y Paco Aranda, padre de una niña llamada Martina que sufre el síndrome de Rett, acompañados de otros dos ciclistas, han estado pedaleando con el fin de darle visibilidad a esta enfermedad. Ayer llegaron a Roma, donde fueron recibidos por la alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi.

A lo largo de estos días ha habido etapas muy complicadas -el ciclismo es uno de los deportes más duros- por su dureza y también por el sentimiento de desprotección que se siente cuando se circula por carretera con un vehículo tan frágil como la bicicleta. Han contado, eso sí, con una furgoneta de apoyo de la Fundación Ochotumbao, creada por el propio Dani Rovira y su novia, la actriz Clara Lago. Pero todo el esfuerzo ha merecido la pena. Dani Rovira ha sido posteando en su Instagram distintos momentos de este reto, como su llegada a Francia, su paso por Pisa o el abrazo de la pequeña Martina que les esperaba en Roma.

La aventura ha sido grabada por las cámaras y formará parte de un documental titulado 'Todos los caminos', dirigido por Paola García Costas.