A las 11 de la mañana comenzaba la misa funeral para dar el último adiós a la madre de Chiquetete, Manuela Pantoja Cortés, también conocida como ‘La Chumina’. La tía de Isabel Pantoja, fallecía el pasado martes a los 93 años en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la ciudad que la vio nacer y en la que ha recibido sepultura.

Su hijo ha estado únicamente acompañado de su pareja, Carmen Gahona, y de su primo, Bernardo Pantoja, único representante de la rama materna. Los sepelios han tenido lugar en el tanatorio de la SE-30 de Sevilla, donde la imagen más impactante la ha protagonizado Carmen, en silla de ruedas y totalmente desconsolada. Tras la ceremonia religiosa, se han desplazado hasta un cementerio cercano, el de San Fernando, donde ha tenido lugar el entierro de la madre del cantaor.

Artículo relacionado

El motivo de la ausencia del resto de parientes lo desvelaba Anabel Pantoja el pasado martes en ‘Sálvame’. Según contó, la relación es prácticamente nula desde el fallecimiento del padre de la tonadillera, Juan Pantoja, en 1974.

Desde entonces, ambas partes no han tenido un contacto prácticamente inexistente. “Sería muy falso” acudir al tanatorio, contaba la prima de Isa Pantoja. Si bien gran parte del clan decidía no asistir, ha habido una excepción, la de Bernardo, padre de Anabel, quién ha acudido tanto al tanatorio como a la misa de este miércoles, en la que ha apoyado a su primo y se ha despedido para siempre de su tía.

Con respecto a Isabel Pantoja, los pronósticos no han fallado y la artista finalmente no ha hecho acto de presencia. En el momento de la misa, la autora de ‘Marinero de luces’ se encontraba regresado de Madrid a Jerez tras intentar, en vano, arreglar los papeles para poder viajar a Puerto Rico y dar el concierto que tenía programado desde hacía meses.