Podría decirse que la vida de Carlota Casiraghi es cada día más hermética y privada. La hija de Carolina de Mónaco está viviendo un momento en el que ha dejado claro que está priorizando a su familia por encima de todo. Su reciente matrimonio con Dimitri Rassam, padre de su segundo hijo, Balthazar (un año), ha dado un giro a su agenda, evitando en la medida de lo posible acudir a actos y eventos públicos.

Artículo relacionado

Y así, con un día a día más discreto y relajado, la nieta de Raniero II y Grace Kelly ha conseguido la estabilidad que llevaba años buscando. Su peculiar clan, formada por sus dos hijos Raphaël y Balthazar, y su hijastra Darya, parece que, por fin, le ha otorgado a la joven royal la unidad familiar que necesitaba. Juntos, Carlota y Dimitri pasaron este verano sus primeras vacaciones navegando por aguas de Nápoles a bordo del yate Pachá.

Carlota Casiraghi y Raphaël
Gtres

Hoy, 17 de diciembre, la familia de la joven Casiraghi está de celebración. El pequeño Raphaël, fruto de su relación con el actor Gad Elmaleh, cumple hoy seis años. Carlota y el también humorista mantuvieron un noviazgo durante cuatro años, de 2011 a 2015, y fue en 2013 cuando el hijo en común vino al mundo.

Desde su ruptura, poco se ha hablado sobre el vínculo que hoy en día une a la hija de Carolina de Mónaco con el intérprete marroquí, pero precisamente esta semana el padre del pequeño Raphaël ha sido protagonista en una cadena de televisión francesa, en la que, a través de una entrevista grabada entre Casablanca, Lyon y París, ha hablado de cómo es su relación con su expareja.

Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh
Gtres

"Tengo buena relación con la familia de mi hijo y la respeto mucho. Y no lo digo por ser diplomático. Lo pienso seriamente. Una relación nunca es fácil, pero se tiene que hacer bien por el pequeño", manifestaba Gad en una reciente entrevista. A pesar de todo, él considera que debido a su hijo en común siguen "siendo una familia y que Carlota era una maravillosa madre". No cabe duda de que, sea por el motivo que sea, Gad y Carlota intentan mantener una buena comunicación por el bien de su pequeño en común.

Sobre los derechos de Raphaël Elmaleh, se trata del único nieto de la princesa Carolina que no está presente en la línea sucesoria de Mónaco. El motivo no es otro que la relación que tuvieron sus padres, que nunca llegaron a casarse. Por ello, el pequeño carece de derechos dinásticos, por lo que no podrá optar al trono monegasco. No así es el caso de su hermano pequeño Balthazar, que entró a ocupar el undécimo puesto tras la boda de sus progenitores. Por delante de él estarían Jacques y Gabriella; Andrea Casiraghi y sus hijos, Sasha, India y Max; Pierre Casiraghi y sus dos vástagos, Stefano y Francesco; y su madre.