Son meses de cambio y renovación en la Casa Real española que se han visto especialmente reflejados en el gran debut como princesa de la primogénita de Felipe VI y su esposa doña Letizia, Leonor. El primer discurso de la princesa de Asturias, que este jueves 31 de octubre celebra su 14 cumpleaños, y su mayor presencia en la agenda institucional de la Corona han planteado muchas dudas acerca del futuro de las hijas de los reyes, especialmente de la infanta Sofía, que ha dado un paso atrás para que su hermana deslumbre como heredera al trono español.

Artículo relacionado

Así, y como ha recogido Bekia, el monarca ha viajado a Murcia para cumplir con sus obligaciones y ha respondido amablemente a las preguntas que se le han hecho sobre el presente de sus hijas con un futuro cada vez más cercano. "La Princesa de Asturias se está preparando con enorme afán, responsabilidad, con unos padres que le transmiten cariño, exigencia y sentido de la responsabilidad para ese futuro que para ella va a ser, para las dos, de servicio permanente a España", ha dicho con rotundidad don Felipe, unas palabras que no dejan lugar a dudas y que sitúan a Sofía, dentro de su papel como infanta de España, muy cercana a su hermana.

Leonor Sofía Abrazo

La preparación de Leonor para su papel de futura reina la llevará por caminos distintos a los de su inseparable hermana, muy al pesar de los reyes que siempre han criado a sus hijas sin hacer ninguna distinción entre ellas. No obstante, aquí la corona manda y Leonor y Sofía van saliendo de su más tierna infancia y enfrentándose a sus obligaciones como princesa e infanta de España.

Dos caminos distintos pero que, tras las palabras del rey, toman una misma senda: la de la responsabilidad y el servicio a España como el trabajo de ambas, lo que deja en el aire si la infanta tomará una carrera profesional aparte de la Corona o, como bien dice su padre, se mantendrá en una posición muy cercana a la de su hermana mayor.