"Mi querido padre. Descansa en paz", con este sencillo mensaje la reina Rania de Jordania ha notificado el fallecimiento de su padre, el doctor Faisal Sidqi Al-Yassin, a los 88 años, una muerte que ha dejado desolada a la esposa del rey Abdalá y a sus hijos.

Artículo recomendado

Abdalá y Rania de Jordania, salpicados por un nuevo escándalo familiar

Abdalá y Rania de Jordania, salpicados por un nuevo escándalo familiar
Rania de Jordania

La reina Rania notificó en sus redes el fallecimiento de su padre.

Instagram @queenrania

El padre de Rania, nacido en la localidad palestina de Tulkarm, era médico pediatra, estudió en El Cairo y se especializó en cirugía y pediatría en la Universidad de Irlanda del Norte. Trabajó en Kuwaitt y tuvo su propia clínica durante 30 años. Su vida siempre estuvo ligada a la medicina, profesión a la que se dedicó en cuerpo y alma. Tras jubilarse, se estableció en Jordania hasta el día de su muerte.

La Corte Real, por orden del rey Abdalá, ha decretado siete días de luto oficial por la muerte de su suegro. "La Corte Real Hachemita lamenta el fallecimiento del padre de Su Majestad la Reina Rania Al Abdullah y el abuelo de Sus Altezas Reales el Príncipe Heredero Al Hussein bin Abdullah II, el Príncipe Hashem bin Abdullah II, la Princesa Iman bint Abdullah II y la Princesa Salma bint Abdullah II, Faisal Sidqi Al Yassin, que su alma descanse en paz, quien falleció el viernes 27 de mayo de 2022. Por orden de Su Majestad el Rey Abdullah, la Corte Real Hachemita ha anunciado siete días de luto, a partir del viernes. Expresamos el más sentido pésame y condolencias a Sus Majestades, Sus Altezas Reales y a la familia Yassin en estos tiempos difíciles", según el comunicado oficial de la Corte.

El fallecimiento del padre de Rania se ha producido apenas unos días después de que Jordania celebrara el aniversario de la independencia de Gran Bretaña. Por otra parte, hace un mes, el rey Abdalá tuvo que ser intervenido de una hernia de disco. Su hijo el príncipe Al Hussein actuó como regente durante la convalecencia de su padre y sustituyó a su padre en todos los actos importantes. El heredero al trono, de 27 años, es el mayor de los cuatro hijos del matrimonio.