El regreso de Leonor a casa tras pasar el último año en el UWC Atlantic College de Gales está siendo de todo menos tranquilo. La princesa de Asturias está aprovechando sus meses de vacaciones para hacer frente a sus compromisos como heredera al trono ya sea junto a sus padres o sin ellos, un cambio sustancial en sus obligaciones institucionales que no han pasado desapercibidos para nadie teniendo en cuenta el hermetismo que le ha rodeado en los últimos meses. Este lunes, la primogénita de don Felipe y doña Letizia acaparaba todo el protagonismo en su última aparición pública en Santiago de Compostela.

Artículo recomendado

El anillo de Leonor y el gesto con el que 'copia' la norma no escrita de la reina Letizia

El anillo de Leonor y el gesto con el que 'copia' la norma no escrita de la reina Letizia

Siguiendo la estela de la reina Letizia, Leonor presumía de elegancia y sofisticación con un vestido color block de corte capa con originales solapas, escote cerrado, largo midi y ligero corte evasé que se ajustaba a la cintura realzando su figura a las mil maravillas. Se trata de un diseño de la firma andaluza Cayro Woman que combina de una forma sublime dos de los tonos más arriesgados: el fucsia y el rojo. Un modelo que bien podría haber lucido su madre y que pone de manifiesto que doña Letizia es su mayor fuente de inspiración estilística.

Leonor
GTRES

La repercusión ha sido tal que el vestido, cuyo precio es de 89,90 euros, está casi agotado en la web de la firma española, apenas quedan varias tallas en XS. El 'efecto Leonor' es real y al igual que doña Letizia se ha convertido en la mejor embajadora de la moda española.

Leonor completaba su look de invitada perfecta con unos sencillos salones destalonados de charol en color nude con tacón medio y una nueva adquisición en cuanto a joyería, un coqueto anillo compuesto por pequeños círculos unidos a modo de cadena que lucía en el dedo índice de su mano izquierda.