Kate Middleton y el príncipe Guillermo se dieron el sí, quiero el 29 de abril de 2011, hace justo hoy diez años, en la abadía de Westminster. Sin embargo, para llegar a este momento, hicieron falta ocho años de noviazgo y una pedida de mano muy especial, en la que el duque de Cambridge le regaló a su futura mujer el anillo de pedida de su madre, Lady Di. Una joya que hubo que modificar para que a Kate le quedara buena.

Artículo relacionado

En concreto, al anillo se le agregó unas pequeñas cuentas de platino para reducir su diámetro. Además, Kate Middleton también modificó los pendientes a juego con la pieza, a los que le cambió el broche.

Kate Middleton príncipe Harry

Kate Middleton y el príncipe Harry, el día que anunciaron su compromiso

GTRES

Kate Middleton no es la única que ha modificado de alguna forma su anillo de compromiso. Al igual que ella, Meghan Markle también decidió cambiarlo. En su momento, el príncipe Harry le pidió matrimonio a la exactriz con un anillo con dos diamantes de su madre, además de una piedra procedente de Botswana, en donde la pareja había disfrutado de unas románticas vacaciones secretas ese mismo año.

Meghan Harry

Meghan Markle muestra su anillo tras confirmarse su compromiso con el príncipe Harry

GTRES

Sin embargo, el anillo no tiene nada que ver con el que luce Meghan en la actualidad. La duquesa de Sussex decidió cambiar drásticamente la pieza, al reemplazar la gruesa banda de oro por un diseño mucho más sencillo con diamantes incrustados.

Artículo relacionado

Unas piezas que, modificaciones aparte, están al alcance de muy pocos bolsillos. Según el diario The Sun, el anillo de pedida de Kate Middleton podría valer 300.0000 libras (casi 350.000 euros). En el caso de Meghan, no se sabe cuánto costó, aunque su colección de joyas sería más cara que la de su cuñada. En concreto, la duquesa de Sussex cuenta con 91 piezas que alcanzarían un valor de 600.000 libras (casi 700.000 euros).