Aunque cuando Lecturas publicó en exclusiva sus imágenes paseando juntos Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia intentaron pasar lo más desapercibidos posible, lo cierto es que la pareja ya no se esconde. Tras la confirmación de su separación con la infanta Cristina, quien en ningún momento se ha planteado una posible reconciliación, el exduque de Palma se ha centrado en su nueva ilusión, que poco a poco se está consolidando.

Artículo recomendado

Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin, apuesta por su hijo tras su separación de la infanta Cristina

Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin, apuesta por su hijo tras su separación de la infanta Cristina

Prueba de ello es que la nueva pareja incluso acude junta a un centro de yoga en Vitoria. Ambos comparten esta afición y disfrutan de unos entrenamientos de los que ahora hemos podido saber todos los detalles. Ha sido el propio profesor de Ainhoa e Iñaki quien ha contado todos los secretos de lo que hacen durante las clases. “Practicamos ahora el hatha yoga tradicional que se basa en una hora y media de sesión”, ha explicado este martes 15 de marzo a ‘El programa de Ana Rosa’.

Portada Iñaki Urdangarin Ainhoa Armentia

Un entrenamiento que comienza con unas técnicas de respiración, con el objetivo de “aprender o reaprender a respirar, que nuestra respiración sea correcta y adecuado”. Posteriormente, Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia pasan a una parte mucho más física: “Pasamos luego a las prácticas más físicas, que se llaman asanas. Que son posturas siempre con conciencia, buscar la comodidad”.

Un entrenamiento que Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia terminan con una fase de relajación: “La última parte de la sesión es de relajación consciente, llevando la mente a la máxima calma posible, tranquilizar emociones y relajar el cuerpo físico”.

Artículo recomendado

Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin, habla sobre cómo es su relación con Ainhoa Armentia

Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin, habla sobre cómo es su relación con Ainhoa Armentia

Unas sesiones que, eso sí, la pareja no realiza en solitario ya que, según ha explicado el entrenador, las clases están formadas por un grupo de máximo 14 personas. Aún así, Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia se rodean de un grupo de lo más discreto, tal y como ha demostrado el profesor, quien no ha querido hablar en ningún momento sobre la pareja.