Parecía que las Navidades habían dejado una mejoría en el estado de salud del rey Harald de Noruega cuando, para darle la bienvenida al 2020, pronunciaba un discurso en el que Ari Behn era protagonista. "Empezamos el Año Nuevo con tristeza en nuestros corazones", aseguraba el monarca recordando al recientemente fallecido exmarido de su hija Marta Luisa.

Artículo relacionado

Unos días antes, concretamente el pasado 19 de diciembre, la Casa Real noruega informaba a través de un comunicado enviado por el propio príncipe Haakon el delicado estado de salud de Harald V. Entonces, el heredero informaba de que sería él mismo el que ocupara de la agenda de su padre hasta su recuperación, sustituyéndole en sus citas y actos programados. "Mi padre ha contraído una pequeña infección vírica y estará ausente durante unos días, pero esperamos que esté recuperado para Navidad", explicaba ante los medios del país a las puertas del hospital Drammen.

Harald y Haakon de Noruega
Gtres

Por Navidad, parecía que el estado de salud del rey noruego había mejorado, pero ha sido este mismo miércoles cuando de nuevo el monarca era ingresado en en el Hospital Nacional de Oslo, donde por el momento permanece. En esta ocasión, según ha informado la Casa Real, Harald V ha sufrido un episodio de mareos, por el que en un principio no estaría ingresado más de un par de días. Sin embargo, las informaciones han cambiado sustancialmente.

Tal y como recoge la agencia de noticias noruega NTB citando a Guri Varpe, responsable de comunicación de Palacio, el pronóstico es que el monarca, de 82 años, permanezca hospitalizado hasta bien entrado el fin de semana. Por el momento no han trascendido las causas que provocan los intensos mareos a Harald de Noruega, pero la Casa Real sí ha querido enviar un mensaje de tranquilidad asegurando que no se trata de una dolencia de extrema gravedad.

Harald y Sonia de Noruega
Gtres

No obstante, la agenda del marido de Sonia de Noruega se ha despejado no solo para los compromisos previstos estos días, sino también para las citas que tenía pendientes las próximas dos semanas, con el fin de permitir que el monarca se recupere perfectamente y evitar así una posible recaída. Será su hijo Haakon el que asuma la representación real durante el tiempo que permanezca inactivo, según consta en la agenda oficial de la Casa Real noruega.

Por el momento, el heredero recibía ayer jueves al ministro de Relaciones Exteriores en la audiencia semanal que tiene cerrada con Harald V. Hoy, el príncipe continúa relevando a su padre presidiendo el Consejo del Reino. La próxima semana tiene previsto visitar la sede del Consejo Noruego para los Refugiados en Oslo y recibir tanto al ministro de Relaciones Exteriores como al primer ministro del país.