El viaje de Máxima y Guillermo de Holanda por India está siendo todo un éxito. Los monarcas de los Países Bajos están visitando ciudades como Nueva Delhi, Mumbai y Kerala, paradas en las que siempre son recibidos con los brazos abiertos y muchas sonrisas.

Artículo relacionado

Este recorrido pone de manifiesto la importancia estratégica entre los Países Bajos y la nación asiática, y por ello los reyes están centrando su atención a diferentes aspectos como el patrimonio cultural, la salud de sus ciudadanos, la agricultura sostenible, las iniciativas sociales, las infraestructuras acuáticas y el desarrollo marítimo. Por esta misma razón, Guillermo y Máxima están siendo acompañados por los ministros de Relaciones Exteriores, de Comercio Exterior y Cooperación para el desarrollo, el de Sanidad y Deporte y el secretario de Estado de Economía y Clima.

Durante la tercera jornada de su visita de Estado, los monarcas de Países Bajos se han transportado hasta Mumbai donde han visitado un taller de costura de la organización Tiny Miracles, que proporciona empleos y servicios sociales en los barrios más pobres de la ciudad para que puedan volverse autosuficientes. Una cita que recuerda a la última vez que Máxima estuvo en Blangladesh en condición de Secretaria Especial de Inclusión para la ONU, cuando visitó también un taller de diseño y costura de vestidos típicos.

Máxima y Guillermo de Holanda India
Gtres

Como auténticos expertos de la confección, los reyes holandeses han permanecido durante unas horas con las mujeres del taller textil, conociendo de primera mano su trabajo y charlando con ellas de manera muy cercana. Los dos royals han mostrado su destreza ante diferentes patrones y han probado a convertirse en "un trabajador más" por unos minutos, convirtiendo el encuentro en una visita más amena e informal.

Máxima y Guillermo de Holanda India
Gtres

Para el encuentro, la reina Máxima ha escogido un vestido de manga corta en azul, a juego con un original tocado de plumas. Se trata de un sencillo diseño con corte por la rodilla y un pequeño volante en la falda. Además, cuenta con un detalle muy sensual: la anilla fruncida que une las dos piezas del vestido, dejando ver un poco de piel por debajo del escote. Sin duda, es la elección más atrevida hasta el momento en este viaje por India. La monarca a combinado este diseño con un pequeño tocado de plumas, pendientes de borlas en tonalidades azules, sandalias y clutch con estampado animal, demostrando de nuevo que arriesga y que gana.

De nuevo, Máxima se ha ganado la simpatía de las mujeres fuera de su país. Siempre cercana y amistosa, no duda en ofrecer sus sonrisas y abrazos allá donde va, y con ello ha conseguido coronarse como una de las mujeres de la realeza que más expectación genera en sus apariciones públicas. A todo ello se le suman sus estilismos, siempre sorprendentes y elegantes, pero con los que no duda en atreverse con nuevas piezas y colores llamativos.

Máxima y Guillermo de Holanda India
Gtres

Tras la visita al taller Tiny Miracles, la pareja real asistirá a una reunión de alto nivel con empresas e inversores indios sobre sus inversiones actuales y futuras en los Países Bajos. Después realizarán otra visita al Foro Protuario Indoholandés, que trata sobre la cooperación entre los puertos holandeses e indios y su desarrollo. Además está previsto que inauguren una exposición con pinturas y grabados de Rembrandt.

Durante su cuarto y quinto día, los monarcas de Holanda se trasladarán al estado de Kerala, donde el soberano tendrá diversos compromisos, y realizarán también un recorrido en barco por Alleppey, el área que fue sacudida fuertemente por las inundaciones de 2018. Antes de marcharse, Máxima y Guillermo tendrán una cena de despedid con las autoridades locales.