No cabe duda de que su belleza natural es innata, pero el paso del tiempo afecta a todos por igual, también a las princesas y reinas de Europa. En su caso, el cambio ha sido más que evidente, quizá por que en su última aparición Charlene se mostraba ante las cámaras sin una gota de maquillaje y después de haber realizado la Waterbike Race, de la que se proclamaba vencedora.

Artículo relacionado

Después de casi 24 horas en el agua y tras superar una de las pruebas más difíciles de su carrera como deportista profesional, la esposa del príncipe Alberto no mostraba su mejor cara. Es obvio. El cansancio y la exposición al viento, sol y agua se marcaban en su rostro, sin embargo, a todas estas razones se le suma una más.

Charlene de Mónaco
Gtres

¿Ha dejado Charlene de Mónaco de realizarse pequeños retoques estéticos? Quizá así sea. Quizá es que es el momento de volver a la carga, tal y como nos tiene acostumbrados. Únicamente el tiempo dará la respuesta a esta incógnita.

Una de las razones de que la cuñada de Carolina de Mónaco haya dejado de lado este tipo de intervenciones podría ser precisamente el periodo de verano en el que ha estado más centrada en su familia y sus entrenamientos. Sin a penas actos oficiales, y siempre ataviada con mascarilla, la princesa ha podido "tonarse un descanso".

Alberto y Charlene de Mónaco

El cambio visible en su rostro podría deberse, además de al paso del tiempo, a las inclemencias que durante las últimas semanas Charlene ha soportado en su duro entrenamiento. Sea como sea, ella nunca ha escondido los retoques que se realiza, por lo que tarde o temprano podremos averiguar si únicamente se trata de un "parón" en su cuidado personal, o de si definitivamente ha dicho adiós a este tipo de tratamientos -como el botox con el fin de eliminar arrugas o rellenos de ��cido hialurónico- y está dispuesta a mostrarse tal y como es, sin intentar una lucha contra el paso del tiempo.

Sea como sea, no cabe duda de que Charlene vive uno de sus mejores momentos, tanto a nivel familiar como institucional. La princesa ha encobrado su ansiado equilibrio entre convertirse en representante del Principado y ser la princesa libre que siempre ansió ser.