Si hay una persona que lo está pasando mal tras el fallecimiento de Álex Lequio además de Ana Obregón y Alessandro Lequio, esa es Carolina Monje. El fallecimiento del joven hace algo más de un mes supuso un duro golpe para su pareja que sin duda hoy lo está recordando de una forma muy especial. Álex hubiera cumplido hoy 28 años, una fecha señalada en el calendario de todos los que le querían. Entre esas personas tan especiales para el hijo de Ana Obregón se encontraba Carolina, con quien compartió su vida durante sus últimos años y en la que encontró un gran apoyo durante la lucha contra el cáncer. Desde que el hijo de la presentadora y el colaborador murió, la vida de su novia ha cambiado de forma radical, y su rostro lo dice todo.

Artículo relacionado

En unas imágenes en las que Carolina pasea por Barcelona, se puede ver cómo su expresión demuestra que está sumida en la tristeza. Ha pasado muy poco tiempo desde que perdió a Álex y todavía tiene que acostumbrarse a vivir sin él. La joven siempre se ha mantenido en un segundo plano, y así lo ha hecho también en un día como hoy. Familiares como Ana Obregón y Alessandro Lequio han recordado de forma pública a su hijo por su 28 cumpleaños, pero Carolina ha preferido no pronunciarse. Como ha hecho hasta ahora, ha preferido mantener su recuerdo en la más estricta intimidad.

Carolina Monje
Lluís Bou

Desde que llegó el fatal desenlace, Carolina ha vivido momentos muy duros. Fue la única persona que acompañó a Ana Obregón y Alessandro Lequio al entierro de Álex, viviendo uno de los instantes más duros de su vida. La joven compartía piso con el hijo de la presentadora y el italiano en Madrid, pero una vez que la historia tuvo el triste desenlace, cogió sus pertenencias y regresó a Barcelona para volver junto a su familia. Una ciudad que le trae sentimientos encontrados. Allí se siente refugiada, pero al mismo tiempo es el lugar en el que Álex pasó ingresado los últimos días de su vida, unos días en los que ella no se separó de él.