Las chispas que han saltado entre Carmen Borrego y Kiko Hernández son el preludio perfecto para lo que le espera a la audiencia de 'La última cena'. Entregadísimos a dar espectáculo, los excompañeros de 'Sálvame' han protagonizado un tenso reencuentro en directo, hasta tal punto que ha eclipsado el hecho de que la hermana de Terelu Campos llevaba 847 días sin pisar el plató del que fue su programa.

Artículo relacionado

Después de verbalizar en las páginas de Lecturas que no le importaría volver a 'Sálvame', Carmen Borrego ha sido anunciada como flamante concursante de una nueva entrega de 'La última cena', concurso culinario presentado por Paz Padilla. El misterio sobre quién iba a formar equipo con la hija de María Teresa Campos se ha alargado hasta un día antes de su prueba de fuego entre fogones. La sorpresa ha sido mayúscula cuando, en pleno directo, y con Carmen Borrego pisando el plató del que se despidió hace ya más de dos años, se ha anunciado el nombre de su compañero de concurso: nada menos que Kiko Hernández.

Kiko Hernández y Carmen Borrego
Telecinco

Artículo relacionado

Aún no se han metido en faena, pero ya han volado los cuchillos entre ellos. Si bien ya habían limado asperezas hace tiempo, las últimas críticas que Kiko Hernández ha vertido contra las hermanas Campos ha revivido las tensiones entre ellos. Lejos de intentar arreglar las cosas, se han entregado a alimentar más su enfrentamiento para calentar 'La última cena' de este jueves y ofrecer un entretenimiento explosivo a la audiencia del programa.

No sabemos cómo van a llevarse al final cuando se pongan el delantal, si se boicotearán las salsas, aumentarán el tiempo de cocción en el horno o cambiarán el azúcar por la sal en el postre, pero lo que sí es seguro es que Carmen Borrego y Kiko Hernández están condenados a entenderse si quieren ganar esta nueva edición del concurso culinario.